Río Carcarañá: las aguas empiezan a bajar y las miradas están puestas en el cielo

Mientras que ayer el nivel del río crecía a 20 centímetros por hora, esta mañana el cauce permanece estacionado. De no volver las lluvias, aseguran, todo volverá a la normalidad.


Las fuertes lluvias en las cuencas río arriba, sumado a los cientos de canales clandestinos a lo largo de su margen, pusieron en peligro la altura del río Carcarañá. Tanto que las distintas localidades que crecieron a su margen se pusieron en alerta este lunes. El jefe de la Guardia Urbana Municipal de Timbúes, Alfredo Olivera, de hecho, había asegurado, a SL24: «Estamos monitoreando de forma continua, en estos momentos el nivel del agua crece 20 centímetros por hora, hasta ahora no hay evacuados».

Afortunadamente esta mañana el río «amaneció» con un comportamiento diferente y dejó de crecer. «Ahora permanece estable y de a poco irá bajando», señaló Olivera.

De todas maneras, las miradas están puestas en el cielo. Es que de volver a caer un aguacero similar al de Navidad, podría volver el riesgo sobre el caudaloso Carcarañá.

 

Comentarios