Inflación + aumento salarial

Alquileres: La nueva ley impulsará incrementos por encima de lo acordado

Referentes del mercado coinciden en indicar que los ajustes en los valores serán superiores a los que hasta ahora se establecían de común acuerdo. El flamante sistema ya debutó


El pasado viernes el Banco Central publicó en su página web el índice para incrementar el precio de los alquileres, de forma anual, como lo contempla la nueva ley aprobada en junio.

Y desde el mercado advierten que la fórmula, que toma como variables los salarios y la inflación, generará subas por encima de los valores que los inquilinos venían pagando en los últimos años.

Los contratos locativos que ahora son a tres años (y no a dos) tienen un alza anual dejando de lado una suba escalonada.

“Es muy probable que el incremento en el valor del alquiler después del primer año de contrato supere el que hubiera sido pactado sin la nueva ley”, coinciden en precisar los corredores inmobiliarios.

El índice que publica cada día el Banco Central en su página oficial está conformado en igual medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), es decir, la inflación y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

Hasta el año pasado, un alquiler promediaba una suba de 32 a 33 por ciento anual, cifra que se estableció por debajo de la inflación. Ese número se imponía sobre el promedio de aumento salarial en paritarias que osciló el 34 ó 35 por ciento.

Ahora, todo dependerá de los costos inflacionarios, que según encuestadoras nacionales están estimados por encima del 45 por ciento.

¿Qué pasa si el índice del Banco Central lleva a los alquileres a un valor difícil de afrontar para el inquilino?

“Es muy probable que rescindiera el contrato si es que se encuentra con los valores de mercado por debajo del ajuste que debe pagar. Será clave lo que esté pasando con los valores del mercado publicados al momento de los ajustes. Y esto también dependerá del nivel de la oferta y variedad que tenga disponible el que alquila y el nivel de ingresos de los inquilinos en ese momento”, describió un referente del sector.

En conclusión, opinan que lejos de favorecer al inquilino, la ley generará más problemáticas que soluciones.

Comentarios