"Yo tenía sólo 23 años"

Amalia Granata finalmente blanqueó como lo “encaró” al inglés Robbie Willians

La diputada santafesina que llegó a su banca por el voto de las iglesias evangelistas, no tuvo pruritos al detallar cómo fue que acabó en la cama del artista en su visita a Buenos Aires


Amalia Granata, la diputada provincial de Santa Fe que llegó a la banca gracias al pacto que tuvo con las iglesias evangelistas, contó intimidades del día que conoció y terminó en la habitación de Robbie Willians. Invitada a Intratables, en América, la rosarina compartió el detalle del encuentro con el cantante: “Era lunes. Tenía que venir a Buenos Aires para hacer una entrevista para empezar a desfilar en un boliche. Me junté en Las Cañitas con el dueño de una agencia de modelos. Me explica la propuesta laboral y me pregunta: ‘¿Y ahora a dónde te vas?'”, arrancó .

“Le dije: ‘Me invitó El Bala, Marcelo Valencia, un productor de VideoMatch, a ir al programa a ver a Robbie Williams, que va a cantar en vivo’ . Y me preguntó: ‘¿Pero te gusta”. Le respondí: ‘No, pero cuando era chica lo escuchaba con los Take That….'”, continuó Granata.

“Me voy hasta Once, que era donde estaba el estudio de Telefe. Me mandan arriba de todo en la tribuna, veo todo el recital y, una vez que termina, me acerco al Bala para decirle que yo me tenía que ir”, siguió.

Ahí fue el punto de inflexión, ya que eso derivó en que Granata termine conociendo e iniciando un vínculo con Robbie. Por entonces, el productor de ShowMatch le ofreció llevarla hasta Retiro donde ella se subiría el tren para irse a su casa, pero le aclaró que antes debía pasar por el Park Hayatt, un reconocido hotel donde se hospedada Willians, para dejarle algo.

“Llegamos al hotel, me senté a esperarlo y, en un momento, Robbie viene y se sienta al lado mío. Me saludó y me ofreció algo para tomar. Le dije que tendría que aprender algún ritmo local. Yo no hablaba bien inglés. Él entendió que yo era profesora de baile”, explicó Amalia.

“Entonces, me agarra de la mano y me dice ‘me encantaría que vos me enseñes a bailar'”, compartió, protagonista en las últimas semanas de un escándalo con empleadas domésticas por sus desafortunadas declaraciones en el programa radial en el que trabaja, en Capital federal, junto a Marcelo Polino.

Luego, Robbie se fue a su habitación y ella se quedó a la espera del productor que la acercaría hasta la estación. Pero “viene El Bala y me dice ‘el pibe quedó encantando con vos, ahora se fue a su habitación, pero me dijo que te quiere conocer'”, rememoró Granata.

Finalmente, para cerrar la anécdota, Amalia contó qué pasó después de que aceptó la invitación de Willians. “Le dije ‘bueno, dale, voy’. En ese entonces, yo tenía 23 años y él era un bombonazo”, concluyó.

Comentarios