Coronavirus

Amsafe Rosario vela contra el Covid de sus afiliados y San Lorenzo calla la boca

Es llamativo como un mismo gremio, en dos jurisdicciones lindantes, actúan frontalmente tan opuestos frente a una misma problemática que ataca en una misma área


El avance de la denominada segunda ola de Covid en Argentina parece imparable.

La situación comienza a desbordarse en Capital Federal y Gran Buenos Aires y el interior del país sigue con expectativas lo que puede pasar con el crecimiento en el número de contagios con esta enfermedad. Casi un escenario que se repite a lo acontecido el año pasado.

Para el caso de Rosario y San Lorenzo, o de los departamentos Rosario y San Lorenzo, son considerados áreas “rojas” por el Ministerio de Salud de la Nación; ergo, merecen la mayor atención posible en políticas sanitarias de prevención y/o acción.

Yendo al caso específico de los docentes, donde la continuidad o suspensión del dictado de clases con la presencia de alumnos en las aulas volvió a ponerse en debate, en virtud al alto grado de exposición de posibles contagios (o no), la situación es abordada diametralmente opuesta por los dos gremios de los docentes públicos, sea Amsafe Rosario o Amsafe San Lorenzo.

Antes de adentrarse en detalles, cabe reiterar que las diferencias epidemeológicas que padece o pueda llegar a padecer la población de Rosario y del departamento Rosario son y serán las mismas que padecen y parecederán sus pares de San Lorenzo y del departamento San Lorenzo. Y entre ellos se incluyen a los maestros.

Gustavo Teres, secretario general de Amsafe Rosario, tiene una exposición muy activa sobre el tema.

 

Dicho esto, la decisión política de los dirigentes sindicales rosarinos es expuesta en la “preocupación” que genera este aumento de contagios que, en su sector, indican que llega a un 30 por ciento respecto a semanas atrás.

Por ello proponen la suspensión temporaria del sistema de presencialidad, tanto de alumnos como de docentes. Y en tren de brindar servicios a sus afiliados, confeccionó un formulario para que completen aquellos maestros que aún no fueron vacunados contra el Covid, a fin de disponer de un registro tangible para elevar a las autoridades sanitarias.

Otro detalle es el relevamiento “epidemeológico” que realiza semanalmente en las escuelas bajo su jurisdicción. Todo esto puede verse, escucharse y leerse en diferentes reportajes a los que su comisión directa accede, como también en la comunicación oficial que despliega en sus cuentas oficiales en las redes sociales.

Ricardo Fernández, secretario general de Amsafe San Lorenzo, con muy poca comunicación sobre el Covid.

 

Para el caso de San Lorenzo, la política del sindicato es opuesta. No emite opinión alguna al respecto, no efectúan relevamientos y comunican poco y nada. De hecho, en su cuenta oficial de Facebook se refiere a la información para inscripción de cargos vacantes, y antes de ello sólo recordatorios a fechas como el Día Mundial de la Salud, un nuevo aniversario de la instalación de la denominada Carpa Blanca en Plaza de Mayo (Capital  Federal) o la conmemoración al 2 de Abril.

Semejante falta de comunicación puede obedecer a una razón deliberada o resultado de una incapacidad manifiesta en la materia, peor lo cierto es que no existe una sólo línea que indique que política adopta este gremio frente al avance de la pandemia, en las aulas y para su afiliados.

Una realidad única para ambas jurisdicciones que merecen miradas tan disimiles de dirigente que integran un mismo gremio: Amsafe.

 

,

 

Comentarios