Inseguridad

Anarquía: Sin conducción policial el Cordón Industrial vive sus peores horas

El asesinato de Isaac Muñoz de24 años de edad generó una pueblada contra la policía y el ataque contra carteles de candidatos locales que fueron prendidos fuego en medio de la protesta.


Manifestantes rompiendo el cartel del intendente

La Unidad Regional XVII fue intervenida con la llegada del Gobernador Omar Perotti a la Casa Gris, a la luz de los hechos fue un acto simbólico de carácter político que no hizo más que hundir a la institución en una anarquía sin conducción tras la salida del interventor, Carlos Lemos.

La guerra declarada entre Perotti y Armando Traferri – senador del departamento San Lorenzo acusado de liderar una organización delictiva – que tiene como eje las presuntas relaciones que el senador mantenía con policías de la Unidad Regional del departamento San Lorenzo y con algunos sectores de la fiscalía, esto último surge de audios encontrados en el celular del colaborador del fiscal detenido Ponse asahad, Nelson Ugolini, que en un audio de whatsapp en comunicación con la fiscal Melisa Serena ella asegura “investigar el juego clandestino y los puertos secos con Traferri como senador es una locura”. Serena fue procesada por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y omisión de persecución penal”.

Los intendentes de todo el Cordón Industrial quedaron rehenes de la guerra política, efectos que hoy comienzan a verse con el recrudecimiento los hechos delictivos en todas las localidades, situación que vive su episodio más triste con el asesinato a sangre fría de Isaac Muñoz de 24 años de edad para robarle la moto luego de que saliera de una panadería en la ciudad de Capitán Bemúdez. Los vecinos decidieron manifestar su bronca en una marcha a la Comisaría Segunda de Capitán Bermúdez una vez en el lugar fueron atendidos por dos efectivos policiales sin ninguna capacidad de dar respuesta, parecían puestos ahí para dejar una prueba de la anarquía y desgobierno que vive toda la fuerza dejando a todos los vecinos a la merced de la delincuencia.

Video

Los vecinos percibieron que la policía provincial no tiene ninguna capacidad de garantizarles seguridad sabiendo que sus vidas y la de sus propios hijos está en peligro. La bronca fue creciendo y los vecinos reunidos decidieron arrancar un cartel que tenía la imagen del intendente local, Daniel Cinalli para prenderlo fuego en medio de la avenida principal de Capitán Bermúdez todo un símbolo que puede ser el principio del fin de la paz social en todo el Cordón Industrial. Santa Fe comenzó a ser una provincia ingobernable situación similar a la que se vive en la provincia de Buenos Aires desde hace décadas, la dirigencia política, empresarial y sindical no es capaz de generar acciones conjuntas que puedan comenzar a ponerle coto a la violencia y la corrupción. El destino de la invencible parece no tener retorno.

 

 

Comentarios