La sequía… y ahora los paros

Anuncian medidas de fuerza “escalonadas” en los puertos de la Hidrovía

La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval, comandada por Juan Carlos Schmid, resolvió iniciar un cronograma de acciones desde el próximo lunes, hasta que el Gobierno cumpla con dos demandas de larga data.

La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA) resolvió ayer iniciar un plan de lucha que impactará en la denominada Hidrovía a lo largo de las próximas semanas, escalonando acciones por parte de distintos sindicatos del sector. La demanda es por la derogación de un decreto del gobierno de Juntos por el Cambio sobre el Puerto de Buenos Aires -que sigue vigente- y en demanda por una solución de fondo al impuesto a las Ganancias que tributan trabajadores y trabajadoras del sector, tras definir como “insuficiente” el último alivio dispuesto por Sergio Massa.

De esta forma, el lunes 17 de abril se paralizarán las actividades de la Hidrovía y de los puertos cerealeros por la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA). Dos días después, el miércoles 19, los portuarios realizarán un paro en las terminales del puerto de Buenos Aires, Dock Sud y en el corredor Zarate-Campana. Y el viernes concluirán las medidas de fuerza con la paralización del Astillero Río Santiago.

Aunque se había hablado temprano a la mañana de diversas acciones que arrancarían durante la jornada y se prolongaría por tiempo indeterminado hasta recibir una respuesta favorable, finalmente se dispuso que las acciones comiencen el lunes 17 de abril próximo. Luego, informaron desde el FeMPINRA, se seguirá estableciendo un cronograma sucesivo de medidas de fuerza escalonadas, semana a semana.

 

Los paros buscan que el Ministerio de Transporte cumpla el acuerdo firmado para derogar el decreto 870/18, del gobierno de Macri, que define la utilización de una sola terminal en el Puerto de Buenos Aires.  En enero pasado, Schmid se había reunido con el titular del área, Diego Giuliano, para plantearle este pedido.

“También, solicitamos la plena participación de los trabajadores en la Hidrovía y revisamos en conjunto los reclamos pendientes del área marítimo portuaria”, difundió entonces el líder gremial. “Tal como lo hicimos durante todo el 2022, y en particular con el paro nacional y la masiva movilización del pasado noviembre, este 2023 seguiré poniendo en la agenda de Transporte las problemáticas que enfrenta nuestro sector”, añadió.

Según aseguran desde la federación, las medidas de fuerza no pueden ser levantadas por medio de la conciliación obligatoria porque “la herramienta ya está agotada”. Aseguran que ya hubo dos períodos de negociación en 2022 sin acuerdo, por lo que “solo podrá ser finalizada por decisión de la Federación”.

Fuente: El Cronista

30