Amoríos

Aparecieron las primeras fotos que la “moza” que fue amante de Benjamín Vicuña

Se llama Marianela, tiene 24 años y ya no vive ni en la Docta ni en la Argentina, pues se radicó en una localidad de Bahía, Brasil. Algunos le adjudican un parecido a la China Suárez


La famosa “Moza” que fue amante de Benjamín Vicuña ya no está en Córdoba, donde se envolvió afectivamente con el galán trasandino: se fue a vivir a Brasil, desde donde sigue todo el escándalo que se armó una vez que Estefanía Berardi dio cuenta del amorío y contó que la China Suárez estaba al tanto de toda la situación.

En LAM, además, filtraron las primeras fotos de la muchacha.

“La moza se llama Marianela”, informó Angel de Brito, quien dijo haber hablado con ella. Minutos después, el mensaje que leyó al aire no fue parte de una conversación privada sino el texto que había escrito ella en sus redes sociales. “Es de San Vicente, Córdoba”, agregó Majo Martino, que esta semana oficia de “Angelita invitada”. La ex mesera ya no está allí: se afincó en Itacaré, Bahía, en el bellísimo y caluroso nordeste brasileño.

“Cuando ella conoció a Vicuña tenía 22 años, ahora tiene 24. Lo que quiso aclarar Berardi el otro día fue que esta historia, si bien es cierta, no es la que terminó con la pareja. Esto pasó antes, no ahora. No es ella la tercera en discordía que terminó con la pareja, si bien en su momento fue una tercera”, coincidieron en el programa, mientras Yanina Latorre tiró la bronca un par de veces.

A medida que de fondo iban pasando las fotos de Marianela y quedaba en evidencia que es una joven explosivamente bonita (mostraron, también, una imagen de Vicuña con Fernán Mirás y Laura Cymer en la pizzería donde trabajaba ella) y que alguien hasta puede verla parecida a la China, considerada por muchos como la mujer más linda de la Argentina.

Después, leyeron lo que dijo Marianela. “Respecto del tema que me plantearon ultimamente personas ajenas a mi entorno: De mi boca y de forma consciente, no van a salir palabras que puedan tener una finalidad destructiva”, dijo Marianela, lo que provocó otro fastidio de Yanina Latorre. “Y entonces lo qué le contó a Berardi que fue?, ¿Estaba drogada?”, gritó desde la otra punta.

“No estoy a favor de chismes ni de rumores, lo encuentro una forma de comunicación de muy baja vibración. Creo, apoyo, vivencio y comparto otras formas de comunicación que generan amor, compasión, paz, alegría, empatía. Por ende, mi actuar y mi hablar giran siempre direccionados hacia ese tipo de vibración. Deseo luz a toda esta situación, transmutación, perdón, cura. Gracias”, terminó. “Osho de cabotaje”, la remachó Yanina.

Comentarios