Haz lo que yo digo...

Nueva ley de biocombustible con aval de los senadores santafesinos del PJ

La norma restringe el corte obligatorio de biodiesel y ello reduciría su producción. María de los Ángeles Scrum y Norberto Mirabella se alinearon al kirchnerismo. Alejandra Vucasovich votó en contra


“Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”. El adagio le cae muy bien a los dos senadores nacionales del peronismo santafesinos que durante este último tiempo expresaron un posicionamiento, y a la hora de “los bifes”, se jugaron por otra.

Ayer la Cámara Alta convirtió en ley el proyecto aprobado en Diputados que crea un nuevo marco regulatorio para la producción de biodiesel en el país y su corte obligatorio en los combustibles fósiles, como gas oil y naftas.

Hasta ahora, ese corte era de 10 por ciento en el gas oil y se practicaba con biodiesel, cuya producción está a cargo de decenas de Pymes radicadas especialmente en la zona pampeana, en general, y en Santa Fe, en particular.

Y ahora, ese mismo corte se reducirá al 5 por ciento. Desde el sector empresarial aventuraron que ello retractará su producción y la capacidad ociosa aumentará; ergo, se abre un panorama confuso en el que el sostenimiento de las cargas laborales no estará exenta.

Desde la creación de la ley que dio inicio a la generación de biocombustibles, impulsada por el ex presidente Néstro Kichner y que contribuyó al desarrolló industrial de decenas de Pymes que abastecen, desde entonces, al mercado interno, siempre fue un dolor de cabeza para las petroleras, especialmente por toda la logística que implica cumplir con tal normativa.

Cuando la nueva ley comience a regir, esos problemas se reducirán a la mitad.

Retomando la posición asumida ante el tema por los representantes santafesinos, los legisladores peronistas María de los Ángeles Sacnun y Norberto Mirabella se alinearon con el kirchnerismo y aprobaron la nueva ley. A pesar que con anterioridad han expuesto una posición distinta.

De Sacnun podía esperarse, pues es una mujer puesta por Cristina Fernández, pero de Mirabella, un hombre del riñón del gobernador Omar Perotti, se espera otro posicionamiento.

Precisamente fue Mirabella el que más se diferenciaba con una modificación como la que se dio. Defendió la posición que la Cámara Alta adoptó el año pasado y que consistía en prorrogar la ley hasta 2024 mientras se debatiera seriamente esa coyuntura.

Como ejemplo vale citar una reunión que encabezó junto a integrantes del gobierno provincial, con la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet; la secretaria de Gestión Federal, Candelaria González del Pino; y el secretario de Industria, Claudio Mossuz; en marzo pasado junto a empresarios de la Región Centro para analizar la situación del biodiesel.

“Debemos discutir con tranquilidad un nuevo marco regulatorio y una nueva ley que sea tan innovadora, avanzada y audaz como fue la ley que se impuso en el año 2006. Mi posición política frente a este tema es votar la prórroga (de la norma) y no solamente votamos la prórroga hasta el año 2024, sino que además yo en particular presenté un proyecto de ley, un nuevo Plan Nacional de Biocombustibles, para los próximos 15 años”, indicó frente a los presentes, tal como o registró el sitio parlamentario.com

Hace pocos días atrás, Mirabella visitó una de las Pymes radicadas en Puerto San Martín y dialogó con sus propietarios para expresarle la posición que tenían ante el tema y que no era, precisamente, la que terminó por votar.

La que votó en contra de la nueva normativa que perjudicaría el nivel de productividad de las Pymes, tal como advierten los empresarios, fue Alejandra Vucasovich, la reciente reemplazante de Carlos Reutemann, tal como lo hicieron la mayoría de los integrantes del bloque Juntos por el Cambio.

“Nos han cortado los brazos. Parece que algunas provincias somos de segunda, con ciudadanos de cuarta”, sentenció. Y apuntó contra Sacnun: “No tiene la camiseta de Santa Fe puesta”.

María de los Ángeles Sacnun argumentó que el proyecto aprobado “va hacia un modelo de desarrollo integrado, no estoy de acuerdo con el lobby petrolero ni con el cerealero porque la concentración impide la proliferación de Pymes”. Y agregó: “Esta ley contribuye a romper con ese lobby y a generar un modelo de país más federal y equilibrado”.

En conclusión, al nueva norma retrocede el corte obligatorio en el gas oil al 5 por ciento (de los 10 de la actualidad) con biodiesel y mantiene en el 12 por ciento al bioetanol en la nafta. En total, tuvo 43 votos a favor y 19 en contra.

Fuente: La Capital, La Voz, Parlamentario.com

Comentarios