Tarifazo

Así operaba el electricista detenido por adulterar medidores de la EPE

Ofrecía sus servicios por varias localidades, entre ellas, el Cordón Industrial. Hubo escuchas telefónicas y una elaborada investigación que llevó a dar con el dleincuente


Una denuncia anónima fue la punta de un largo hilo. El aviso llegó al directorio de la EPE y advertía sobre un supuesto electricista llamado Marcelo que se dedicaba a adulterar medidores de gas y energía eléctrica con el objetivo de que sus “clientes” puedan pagar menos por esos servicios. Una larga investigación que incluyó escuchas telefónicas permitió su detención.

El 2 de marzo pasado la denuncia llegó a oídos del presidente de la EPE Maximiliano Neri, quien solicitó la intervención de la fiscalía. El electricista ofrecía sus servicios mayormente a comercios y utilizaba un número de teléfono exclusivo para la tarea.  Su lista de contactos incluía negocios y oficinas de Rosario, Granadero Baigorria, Villa Gobernador Gálvez, Funes y Arroyo Seco.

La Brigada Operacional Delegación Tribunales, a cargo de la subdirectora Jorgelina Llopart, puso la lupa sobre el teléfono en cuestión. Hubo escuchas, tareas de campo, análisis de consumos de energía eléctrica, revisión de la titularidad de los potenciales “clientes” y decenas de informes que elaboró la EPE. El resultado: la certeza de que al menos 15 domicilios recibieron el favor del electricista.

En la lista de domicilios beneficiados con la adulteración de sus medidores se encuentran tres supermercados, una fábrica de pastas, una rotisería y varias oficinas. Los artilugios de la banda permitían que en algunos casos el costo del servicio eléctrico fuera hasta cinco veces menor del correspondiente.

En coordinación de acciones entre la La Brigada Operacional Delegación Tribunales, la Fiscalía, Policía de Investigaciones y personal de la EPE, se allanaron un total de 15 domicilios entre miércoles y jueves, todos con resultado positivo para los investigadores.

En tanto, en el allanamiento a la vivienda del electricista se secuestraron dos escopetas, un revólver y una cantidad importante de municiones de diverso calibre. También en el lugar había unos 100 mil pesos en efectivo y dólares estadounidenses.

También en el allanamiento la EPE recuperó un uniforme fuera de vigencia con el isologo viejo de la empresa, un medidor en el vehículo de uno de los detenidos, varias pinzas amperométricas, una caja de herramientas, una soldadora de estaño, integradores de medidores y otros elementos de trabajo manual.

Comentarios