Avanza el uso de efectivo en detrimento del cheque

Un indicador construido por IERAL de Fundación Mediterránea muestra un retroceso relativo de los instrumentos que pagan "impuesto al cheque" en comparación con el monto de billetes y monedas en poder del público.


Ese fenómeno podría estar reflejando una mayor informalidad de la economía, en parte incentivada por la apertura de la brecha cambiaria.

Por otra parte, el tercer trimestre mostró una moderación de la caída de la producción automotriz, mientras que para el sector construcciones los datos mantienen el tono negativo del segundo trimestre.

“Este análisis surge de comparar la cantidad de billetes y monedas en poder del público en comparación con un estimado del uso de instrumentos bancarios que son base imponible del llamado “impuesto al cheque”, explican los economistas Jorge Vasconcelos y Martín Clausse de IERAL.

Para esto, los economistas elaboraron un índice a partir de dividir un estimado del monto de transferencias entre cuentas corrientes sobre los billetes y monedas en poder del público.

A partir de la recaudación del impuesto a débitos y créditos en cuentas corrientes y la alícuota del impuesto, se calcula la base imponible teórica, que sería la totalidad de cheques emitidos y transferencias realizadas entre cuentas corrientes.

 Retorno a la informalidad

“Aunque se compara un flujo (base imponible mensual del impuesto al cheque) con un stock (billetes y monedas en poder del público), este ratio venía mostrando bastante estabilidad.

Entre 2008 y mediados de 2011 osciló en torno a 2, es decir que las transacciones que pagan impuesto al cheque duplicaban la cantidad de billetes y monedas en poder del público”, justifican los expertos al reconocer las limitaciones de la metodología utilizada.

Pero desde fines del año pasado, el índice revela claramente una caída en el guarismo, que se ubicó en 1,72 en el promedio de tres meses hasta septiembre.

Y dado que no se han dispuesto cambios en la base impositiva ni en la alícuota del impuesto a los créditos y débitos en cuenta corriente, “este fenómeno reciente podría explicarse por un mayor uso del efectivo como medio de pago con respecto a los instrumentos bancarios”, destacan en el último informe del IERAL.

Este indicador podría estar anticipando un aumento de la informalidad en la economía, con el consecuente efecto negativo sobre la capacidad del fisco de recaudar los impuestos.

En la medida en que este fenómeno se confirme, no puede dejar de recalcarse el hecho que el ratio comienza a deteriorarse cuando aumenta la intensidad de los controles al cambio y al comercio exterior.

Es sabido que la existencia de brecha cambiaria ha estado asociada en el pasado a creciente informalidad de la economía.

Comentarios