Comerciante enojado

Oliveros: sanlorencino bajó persianas de minimarket por “hostigamiento comunal”

Un emprendedor de Oliveros colgó un cartel en la puerta de su local denunciando persecución de las autoridades comunales que le clausuraron el negocio. Cuatro empleadas se quedan sin trabajo


Un comerciante sanlorencino tomó la decisión de cerrar su minimaket en Oliveros y lo expresó con un cartel en la puerta del local que dice: “Se vende este negocio por abuso y hostigamiento comunal”. El minimarket fue clausurado el sábado pasado por supuesta venta de alcohol por fuera de la hora permitida.

“A una cuadra del negocio la policía y la Jueza de Faltas Comunal, Dra Mariana Martínez Bellinzona, demoraron a un chico con una lata de cerveza y ellos dicen que la compró en mi negocio. Sabemos y respetamos la ordenanza de la venta de alcohol, pero esa lata no salió de ahí. Persiguen a chicos que toman una cerveza, mientras corre la droga y desaparecen chicas”, afirmó Nicolás, dueño del local, al portal Info Más. 

El sanlorencino denunció que viene siendo hostigado por las autoridades comunales desde abril cuando abrió el local. El comerciante también advirtió que cuatro empleadas de Oliveros quedarían sin trabajo.

Comentarios