Investigación especial

Billetera Santa Fe: Un negocio de 2 millones de usuarios pescados en la pecera

La base de datos personales de los usuarios de Billetera Santa Fe no es un capital de la provincia pertenece a una Sociedad Anonima. La captación de estos usuarios contó con una inversión millonaria del estado provincial bajo la administración de Omar Perotti


Publicidad de la Billetera que sigue en la circunvalación de Rosario

Las fintech son una evolución tecnológica de usuario con las entidades financieras mejorando vertiginosamente la experiencia de uso. Los bancos tradicionales con sucursales plagadas de ventanillas de atención al público y cajeros está experimentando sus últimos años de vida en el mundo.

Esta transición tecnológica y la llegada de nuevos jugadores en el negocio financiero global son el talón de aquiles para la banca tradicional, reinventarse a tiempo y armar equipos de desarrollo de productos e innovación son claves para la sobrevida. En el país la irrupción más disruptiva fue la de Mercado Libre que aprovechó su escala en el comercio electrónico para fundar su propia fintech con el nombre Mercado Pago.

La transición tecnológica para bancos tradicionales con carteras de clientes con perfiles etarios altos y poco valor de marca para nuevas generaciones como es el Banco de Santa Fe, otrora un banco de gestión pública adquirido por el grupo Petersen, de la familia Eskenazi, en el años 1998. La familia llegó al mundo financiero comprando bancos propiedad de estados provinciales, la primera incorporación fue el Banco de Santa Cruz luego llegaron San Juan y Santa Fe. El desafío de hacer una marca de valor y sobre todo generar millones de usuarios necesitan inversiones de muchos millones de dólares en publicidad sin ninguna garantía de éxito.

El Banco de Santa Fe tuvo para el inicio de su transición y captación de nuevos clientes un aliado de oro. Un aliado que aseguraba beneficios de reintegros económicos multimillonarios para los usuarios como también una brutal campaña de publicidad que tenían al gobernador como su principal vocero, nuestra querida Billetera Santa Fe, que fue tan potente que le permitió a Perotti ganar la elección de medio término.

Cada nuevo usuario que decidía usar la Billetera Santa Fe o Plus Pago – denominación comercial del aplicativo que pertenece a la sociedad Administradora San Juan SA – debía hacer lo que se denomina un “onboarding” que es un proceso que habilita a dejar todos los datos personales y generar la apertura de una cuenta o cvu. Para tomar dimensión del valor que tiene cada usuario para los fondos internacionales que compran este tipo de empresas o se asociacian era de 700 dólares por usuario en 2020 / 2021. El gobierno de Omar Perotti promocionaba que más de 1.7 millones de usuario eran parte de este sistema, es decir que para el 2021 el capital acumulado por la empresa del grupo Petersen superaba los 1000 millones dólares. Hoy la valoración de los usuarios cayó a 200 dólares dependiendo las características cualitativas de la cartera.

Convenio entre la provincia y el Banco de Santa Fe

El Decreto 2359, que habilita la utilización de la solución tecnológica fue publicado el 30 de diciembre de 2020, lleva las firmas de Walter Agosto y Omar Perotti. En la primer página se describe el porqué de la necesidad de implementar esta herramienta a propuesta del Banco de Santa Fe “que en cumplimiento de esos objetivos, el banco, a través de nota de fecha 27 de noviembre de 2020, le propuso a la Provincia fomentar el consumo de bienes y servicios en el territorio provincial mediante la adopción de una herramienta tecnológica que ya es utilizada por algunos de sus clientes, la cual permite el cobro y el pago mediante una “Billetera Virtual” sin la necesidad de contar con una cuenta bancaria y con el sólo requisito de descargar una aplicación (APP) en un teléfono celular; Que se considera además que la implementación de reintegros sobre los importes operados a través de la mencionada aplicación incentivará el consumo de bienes y servicios en la Provincia, incrementando la bancarización y los recursos tributarios provinciales, desarrollando la economía y facilitando las transacciones comerciales, lo cual se torna más conveniente aún en épocas de Pandemia”

El el Artículo 1 del Decreto queda expresado el servicio que fomentaría el estado provincial “Créase el Programa de Fomento del Consumo denominado “Billetera Santa Fe” con el objeto de estimular la demanda de bienes en el territorio de la Provincia mediante el otorgamiento de bonificaciones y facilidades de financiamiento en los plazos, cuyo fin será incentivar el consumo de bienes y servicios en la Provincia, incrementar la bancarización y los recursos tributarios provinciales, desarrollar la economía y facilitar las transacciones comerciales”.

En los Artículos 8 y 9 del Decreto se explicita cuál es la forma de pago de los subsidios al consumo “otórguese en carácter de subsidio a favor del Nuevo Banco de Santa Fe S.A. la suma de pesos resultante de las pautas establecidas en el marco del Programa creado cuyo objetivo será la bonificación y absorción del costo financiero a favor de los consumidores finales que efectúen la compra de bienes finales en los comercios adheridos mediante la modalidad de pago citada en el artículo 2º del presente decreto. Autorízase al Ministerio de Economía a la apertura de una Cuenta Bancaria Especial en el Nuevo Banco de Santa Fe S.A. a los efectos de la transferencia de las bonificaciones establecidas por el Programa”.

El Decreto tiene un anexo donde se especifica la contratación por parte del banco a otra empresa del grupo Administradora San Juan SA “Que el servicio de “Billetera Virtual” que el BANCO ofrece tiene su origen en un convenio celebrado con la empresa Administradora San Juan S.A. (en adelante ASJ), titular, administradora y procesadora de pagos de la mencionada billetera”

Sorpresa de la administración Pullaro

La administración de Pullaro cuando llegó a la Casa Gris se encontró con la sorpresa de que Billetera Santa Fe no era dueña de la base de datos de clientes, y que el manejo de los beneficios económicos para los usuarios aportados con dineros del estado no estaban lo suficientemente bien documentados y que van a entrar en un proceso de una estricta auditoría. Hay mucho fastidio de los nuevos funcionarios con el banco y con la gestión de Perotti, las negociaciones están abiertas. Pullaro decidió dar de baja el programa y esperar los resultados de la auditoría.

 

Fuente: marcelofernandez.com.ar

Comentarios