Bonfatti inauguró las sesiones ordinarias de la Legislatura

Al inaugurar el 131º período de sesiones ordinarias de la Legislatura, destacó que este año se cumplirán tres décadas de la recuperación de la democracia, “el período más largo de estabilidad constitucional que registra la historia de nuestro país”.


El gobernador Antonio Bonfatti dejó inaugurado ayer el 131º período de sesiones ordinarias de la Legislatura, tras pronunciar un mensaje de apertura en el que hizo un fuerte llamado a la convivencia en la provincia de Santa Fe, para avanzar en materia de “inclusión, integración y desarrollo”.

“Los argentinos alcanzamos las tres décadas ininterrumpidas de democracia, el período más largo de estabilidad constitucional que registra la historia de nuestro país”, remarcó el gobernador. Y tras considerar que los niños y los jóvenes fueron “las principales víctimas del terror de la dictadura”, convocó a los santafesinos a participar de “un gran acuerdo por la niñez y la juventud”.

Bonfatti recordó que su primera medida de gobierno fue el decreto que estableció la prioridad de trabajar con niños y jóvenes, “dedicar en su favor los esfuerzos del conjunto del Estado provincial, y articularlos con los gobiernos locales y las instituciones de la sociedad civil en un Sistema de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que ya se encuentra en pleno funcionamiento”, afirmó.

Luego de enumerar algunas de las acciones desarrolladas en tal sentido en los 16 meses de gestión, el gobernador anticipó que en agosto tendrá lugar en la ciudad de Santa Fe el primer Congresito de los Niños de la provincia, que congregará a 10 mil chicos de entre 4 y 14 años, que “van a reunirse para dialogar, para decirse y decirnos cómo quieren vivir y convivir”.

“Es un ejemplo de la democracia que queremos -remarcó Bonfatti-, una democracia que es construcción colectiva, cargada de vida y de esperanzas. Porque sólo a través de la participación los pueblos pueden garantizar que la democracia cumpla esas promesas que -todavía- parecen incumplidas”.

Ante ese desafío, “la provincia de Santa Fe decidió responder de una manera solidaria y colectiva”, aseguró el gobernador, en referencia al Plan Estratégico Provincial, que después de cinco años “sigue siendo la brújula que nos marca el horizonte compartido del territorio integrado, de la calidad social, de la economía del desarrollo”.

En otro momento de su discurso, Bonfatti recordó que a partir de las últimas elecciones provinciales, los poderes Ejecutivo y Legislativo presentan mayorías de signo político opuesto. “Como gobierno, privilegiamos desde el primer día el establecimiento de sólidos vínculos con la Legislatura, en función de la gobernabilidad de nuestra provincia”, señaló y destacó el acuerdo alcanzado para aprobar leyes como la de seguridad, reforma tributaria, la ley que evita los remates de pequeños productores en el norte, y la aprobación de los pliegos para fiscales titulares y defensores, entre otras. Asimismo, puso de relieve la reglamentación e implementación de las leyes 13.298 y 13.330 (surgidas de la Legislatura), mediante las cuales tanto las madres de desaparecidos y asesinados durante la última dictadura, como los ex presos políticos vinculados a ese período, se convierten en beneficiarios de una pensión no contributiva vitalicia.

“No tengo, pero tampoco tendré reelección”, afirmó el gobernador cuando anunció que una vez finalizado el proceso electoral de este año, impulsará “el diálogo para avanzar hacia la reforma de nuestra Constitución”.

Bonfatti también puso de relieve “la política jerarquización del empleo público” y destacó que estuvo acompañada por “el crecimiento del salario real de los trabajadores” y una instrumentación “distributiva en función de los diferentes escalonamientos, de manera que los mayores incrementos los perciban aquellos situados en las categorías inferiores”.

En ese marco, rindió homenaje a Alberto Maguid, al recordar “la labor incansable de un dirigente político que sufrió persecuciones, cárcel, pero que dedicó su vida a los trabajadores y a su organización; que buscó permanentemente el diálogo y el consenso”.

Tras ello saludó en su día “a los miembros de todos los gremios de la provincia, y a todas las trabajadoras y trabajadores que cada día hacen de Santa Fe una provincia mejor”.

Antes, también hubo una expresión de apoyo para Celina Kofman, madre de Plaza de Mayo de la ciudad de Santa Fe, que fue agredida mediante una pintada anónima en el frente de su casa el día en que se cumplieron 36 años de la creación de esa emblemática asociación. “Quiero expresar el más enérgico repudio del gobierno provincial al ataque que sufriera ayer la casa de Keka Kofman y decirles a los violentos, a los intolerantes, que no nos intimidan y que en Santa Fe no hay lugar para ellos”, dijo el gobernador.

Comentarios