Violencia sin límites

Brilloni: «No tenemos otro lugar para atender a personas que están en una cárcel»

El ministro de Seguridad de Santa Fe lamentó el crimen del policía y aseguró que todavía se desconocen las intenciones de los cuatro individuos que entraron al centro de salud armados.


Claudio Brilloni brindó declaraciones este miércoles por la mañana en relación a la balacera en el Hospital Provincial donde también fue asesinado un policía. El ministro de Seguridad de Santa Fe resaltó que todavía se desconocen las intenciones de los agresores en su ingreso al establecimiento médico de Alem al 1400.

“Entre las 21.15 y 21.20, cuatro personas armadas ingresaron al hospital, se trenzaron en lucha con el personal policial. Producto de esa pelea tenemos un policía fallecido, en principio de un disparo en la cabeza; y un familiar de una persona que estaba en el hospital con una herida nada grave”, relató el titular de la cartera.

Y detalló Brilloni detalló: “Teníamos un interno de la cárcel de Piñero, custodiado por personal policial como así también del servicio penitenciario”. El paciente en cuestión es Gabriel Guillermo Lencina, condenado a 22 años de prisión por diversos homicidios que fue internado por una neumonía el pasado lunes e iba a recibir el alta este miércoles.

La víctima fatal fue identificada como el subinspector Leoncio Bermúdez, quien fue ejecutado a sangre fría y sin mediar palabras por parte de uno de los involucrados. También, el ministro provincial constató que una trabajadora del lugar recibió impactos de bala en las piernas.

Por otro lado, el ministro ahondó: “Me entrevisté con las autoridades del hospital y los médicos para ponerme a disposición. Lamentar esta irreparable pérdida que tenemos de un camarada de la policía, ya tenemos a la Agencia de Investigación Criminal realizando las primeras diligencias que ordena la Fiscalía en turno y estamos haciendo el operativo de rastrillaje para dar con los autores”.

Finalmente, Brilloni fue consultado por la atención de presos en los mismos establecimientos que la ciudadanía y explicó: “No tenemos un lugar distinto para atender a personas que están privadas de su libertad y que pertenecen a una cárcel que está bajo la custodia del servicio penitenciario; hemos incorporado médicos, psicólogo y personal administrativo para hacer las primeras atenciones, pero cuando hay que hacer estudios de mediana complejidad tenemos que ir a los hospitales públicos”.

Comentarios