Brusca caída en el área comercial de la Ruta 11

La zona, poblada de comercios dedicados a brindar servicios para el tránsito pesado, sufrió fuertes bajas tras el cierre de los puentes. Las ventas descendieron, en promedio, hasta un 100 %.


El temporal pasó y las consecuencias han sido dramáticas en toda la región. Y, aunque en la historia la foto será la que retrata al puente de Av. San Martín destruido, muchos fueron los sectores que todavía padecen el vendaval de agua y piedras. La actividad comercial sobre la Ruta 11, por ejemplo, cayó en algunos casos hasta un 185 %, mientras que algunas empresas ya les otorgaron vacaciones a sus empleados.

agenda realizó un relevamiento de varios de los comercios importantes de la Ruta Nacional, en jurisdicción de Puerto General San Martín. En algunos locales comerciales, relaciones íntimamente con el tránsito de camiones, la baja en las ventas llegó hasta un 185 %; mientras que en otros las caídas varían entre el 35 y el 50 %. Es que el temporal bloqueó el tránsito de camiones en la zona, afectando la producción de todas las industrias y golpeando fuertemente a los comercios del rubro.

Uno de los comercios más afectados entre los consultados ha sido Lapa Repuestos. Ubicado en el corazón de la zona afectada, Luis Lapassini le confió a agenda que “desde que se inhabilitó el tránsito en el puente de la Ruta 11 las ventas cayeron un 185 por ciento” y que desde ese momento “nos estamos descapitalizando, puesto que no podemos reincorporar la poca mercadería que vendemos”.

“Los clientes de siempre siguen viniendo, pero aquellos clientes de paso desaparecieron”, señaló el titular de Lapa Repuestos  y graficó: “Basta con pasar a la tarde para darse cuenta de que esto es tierra de nadie, parece un pueblo fantasma”.

Jorge Martínez, titular de Lonera Centenario coincidió con el análisis, al tiempo que aseguró que “las ventas de todos los días bajaron mucho”, aunque agradeció tener “muchos clientes fijos con los que seguimos trabajando”. En promedio, las ventas bajaron “entre un 25 y un 30 por ciento”, confió y también se animó a graficar: “A la tarde esto es un cementerio”.

Desde el taller mecánico Salcedo, uno de los que más trabaja a la par de los camiones que día a día atraviesa la ruta nacional, Ariel le confió a agenda que el trabajó “bajó un 50 por ciento” y mencionó que por ahora “son muy pocos los que pueden llegar hasta nosotros”.

Otro de los afectados ha sido el taller de inspección técnica IVP, que en circunstancias normales pueden atender a cientos de vehículos por día. “El número de clientes ha bajado notoriamente, especialmente los pesados y los utilitirios”, señalaron.

Pero además de la veintena de comercios y empresas afectadas por la inhabilitación del tránsito pesado en la zona, otro rubro “productivo” de esa parte de la región se vio afectado: el de las prostitutas.

Varias trabajadoras sexuales consultadas por este medio no dudaron en coincidir en que “el menor tránsito de vehículos, en especial de camiones, ha repercutido mucho en nuestro trabajo”, al tiempo que confiaron que “muchas han ido a trabajar a otras zonas de la región”.

Pero pese a todas las malas, la esperanza parece estar a la vuelta de la esquina. Es que el intendente puertense Carlos De Grandis confirmó (ver aparte) que la próxima semana se reabría el tránsito del puente de la Ruta 11 y con eso, “seguramente la actividad se reactivará para todos”.

Comentarios