Cada vez más industrias santafesinas entran en proceso preventivo de crisis

Fueron 284 firmas las que se presentaron ante el Ministerio de Trabajo en 2018, lo que representa un incremento del 45 por ciento.


Las empresas santafesinas que solicitaron y entraron a trabajar bajo esquema procedimientos preventivos de crisis (PPC) creció 45% en 2018 respecto a las firmas tomaron este camino en 2017. Así lo confirmó a ECOS365 el secretario de Industria de Santa Fe, Carlos Pighin, quien coincidió con Fisfe en que la actividad económica en la provincia cayó 2,6% el año pasado.

El funcionario explicó que durante el año pasado 284 empresas de la provincia solicitaron ante el Ministerio de Trabajo santafesino el procedimiento preventivo de crisis, algunas de las cuales ya venían del año anterior, cuando en el 2017 habían sido 195.

Según datos oficiales, son 23 mil los trabajadores de estas empresas afectados en Santa Fe. Si se suman los 8.500 puestos de trabajo perdidos el año pasado -el Ministerio de Trabajo de la Nación dio a conocer esa cifra-, casi el 5% de todos los trabajadores formales en la provincia están en condiciones más precarias o directamente perdieron su fuente laboral.

De las empresas que entraron al esquema bajo PPC el año pasado dos de cada tres fueron de Rosario. Estos datos están en sintonía con el desplome de la actividad económica que se registró en los últimos meses en la ciudad, en particular después de la megadevaluación.

Las cifras son coincidente con las que manejan las cámaras empresariales y gremios como la Unión Obrera Metalúrgica, que esta semana pidió -como ya lo hicieran los empresarios desde fin del año pasado- que se declare “la emergencia industrial metalúrgica”.

Según la UOM, en la provincia de Santa Fe ya que sólo en los últimos cinco meses cerraron 42 empresas del sector, se perdieron 800 empleos y otros 5.000 trabajadores del gremio están en Proceso Preventivo de Crisis.

Pighin señaló que los sectores industriales más afectados fueron “los dependen del mercado interno como textiles, calzado, muebles y línea blanca”, aunque también incluyó a otros en la lista como la industria automotriz, la maquinaria agrícola y las metalúrgicas.

El funcionario destacó las “medidas contracíclicas” impulsadas por el gobierno provincial junto con las cámaras sectoriales y gremios para tratar de morigerar el impacto de la recesión económica. Destacó como herramientas de corto plazo el subsidio de tasas para el cambio de cheques y el nuevo sistema de licitaciones del Estado santafesino para que puedan participar más pequeñas empresas.

Actualmente las compras fueron concentradas por la Subsecretaría de Compras que dependen del Ministerio de Economía.

Pighin también resaltó el apoyo económico directo destinado en los últimos meses a los centros tecnológicos regionales como los de Rafaela, Las Parejas, Cideter, la DAT, “buscando apuntalar la competitividad de las empresas”.

Fuente: Ecos 365

10