Deudas, parálisis y desempleo

La Cámara de la Construcción pidió declarar la emergencia económica

Expusieron un plan de reactivación, la consolidación de deudas y suspensión de ejecuciones fiscales. Según los empresarios, hay atrasos de seis y siete meses en pagos por la obra pública


La Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) reclamó declarar al sector “en emergencia” y propuso medidas para superar “la casi paralización y grave situación” del rubro.

Según adelantaron, el pedido será elevado, en breve, al próximo gobierno que encabezará Aníbal Fernández.

Así lo indicó el presidente de la entidad Julio Crivelli durante una conferencia de prensa brindada ayer para explicar la situación de la industria.

La dirigencia consideró que, si se instrumentan sus consejos, en seis meses el segmento podría reactivarse. Entre tales medidas se destaca un plan de 40 mil viviendas financiadas por la Nación y las provincias, lo cual generaría en forma inmediata 70 mil nuevos puestos de trabajo, de manera directa e indirecta.

La cámara también pidió consolidar la deuda devengada de los contratos, emitiendo documentos de pago negociables o compensables y un esquema de adhesión optativa para adecuarlos a las actuales circunstancias económicas.

Además, solicitaron neutralizar los plazos de obras sin sanciones y establecer un régimen de excepción para empresas Pymes, evitando sanciones y dando créditos, así como suspender ejecuciones y embargos por Afip.

“Hoy hay muchas obras paralizadas y atrasadas, como consecuencia de demora en los pagos de seis a siete meses, especialmente en el sector de la obra pública”, señaló Crivelli.

Fuente: El Ciudadano

Comentarios