Operativo de la AIC

Capturaron a Pato, acusado de manejar la venta de drogas de Los Monos en la región

Marcos Jeremías Mac Caddon estaba prófugo desde hace seis meses y contaba con pedido captura por asociación ilícita vinculada a Ariel Máximo “Guille” Cantero. Lo arrestaron en zona norte de Rosario.


La Agencia de Investigación Criminal detuvo anoche a Marcos Jeremías Mac Caddon, sindicado narco acusado de administrar búnkeres de Los Monos en la ciudad de San Lorenzo. El apodado “Pato” contaba con pedido captura por asociación ilícita vinculada a Ariel Máximo “Guille” Cantero y lo arrestaron en Rondeau 750, zona norte de Rosario.

Pato Mac Caddon estuvo casi seis meses prófugo. La audiencia imputativa está prevista para los próximos días. Según la investigación Pablo Camino, un lugarteniente de Guille Cantero que también digitaba movimientos desde la cárcel, conformó un grupo para ganar territorio en la venta de drogas en San Lorenzo. Y designó a Mac Caddon para regentear la zona del Cordón Industrial, refiere la pesquisa.

En unas escuchas telefónicas incorporadas a una causa federal que se tramita en Rosario, Mac Caddon habla con otra persona de tirotear un búnker de venta de drogas administrado por Esteban Lindor Alvarado, archienemigo de Los Monos, en venganza “porque lo apuñaló al Gordo (Leandro) Vilches”, histórico lugarteniente de Guille Cantero. Esta comunicación fue interceptada el 6 de septiembre del año pasado y dio cuenta del modo violento en que las bandas dirimen sus disputas.

“Le tenemos que dar con toda” a algún vendedor de drogas de su competidor.

“Rosa cuchá… vos no sabés alguno que venda para el Esteban Alvarado”, dijo Mac Caddon a su interlocutora, quien preguntó “¿Acá?”

Mac Caddon le respondió “en cualquier lado” y la otra persona le consultó: “¿Ahí en Rosario vos tenés todo mal con él?”.

Pato explicó que “se pudrió todo porque le pinchó, le apuñaló dos al Gordo Vilches”.

El diálogo siguió así:

Mac Caddon: “Le tenemos que dar con toda a cualquiera que enganchemos de él, le tenemos que dar con toda… pero no conozco ningún bunker de él”.

Interlocutora: “Si, yo en Rosario lo conozco a todo”.

Mac Caddon: “¿Dónde?”

Interlocutora: “Pará que ahí tiro la línea a ver si siguen en el mismo lugar…”

Mac Caddon: “Bueno, averíguame algún bunker de ellos o alguno que venda para él que le doy con toda”.

Interlocutor: “Sí, dale, vamos, que encima ando con unas ganas de tirar yo… ahí te averiguo”.

Según los pesquisas, el enfrentamiento entre las segundas o terceras líneas de las bandas de Alvarado y Cantero explica buena parte de la dinámica de la violencia altamente lesiva que cotidianamente produce homicidios y heridos en el departamento Rosario.

El primer fin de semana de octubre del año pasado se llevaron a cabo 84 allanamientos entre Policía Federal y la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en domicilios de Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Granadero Baigorria, San Lorenzo, la Unidad 11 de Piñero y el penal bonaerense de Marcos Paz donde permanece detenido Guille Cantero.

Estas medidas se dieron a menos de 48 horas de que Guille Cantero recibiera su séptima condena a 22 años por ataques armados al Poder Judicial en 2018 y tuvieron como objetivo las disputas territoriales por el narcomenudeo con el protagonismo de diversas organizaciones: entre ellos Los Monos y sus aliados del clan Caminos, además de la banda enemiga de las anteriores liderada por Esteban Alvarado.

Fuente: El Ciudadano

Comentarios