Cara y cruz: Creció la industrialización del aceite de soja, pero bajó el procesamiento de bidodiesel

Los datos responden a la producción en el complejo oleaginoso de la provincia de Santa Fe, con epicentro entre San Lorenzo y Timbúes. En valores, la baja en los primeros seis meses de 2015 llegó a casi u$s1.900 millones


El procesamiento de soja durante los primeros seis meses del año tuvo un alza interanual de 1,3% respecto al año pasado, registrándose para la industrialización de semillas casi 16 millones de toneladas, de las que poco más de 3 millones corresponden a aceite de soja.

El crecimiento en el volumen de producción es una buena noticia para la zona, pues demuestra que el nivel de utilización del complejo no retrocedió, sino incluso, aumentó algún punto. Claro que a la hora de comparar este índice con el monto recaudado por su exportación, el retroceso es muy marcado.

La caída en el precio internacional de la soja se sostiene y ello obra como principal contra en comparación con los valores de 2014. Así, en los primeros seis meses del año, las ventas retrocedieron en u$s1.088 millones.

Para la industrialización de biodiesel los datos no fueron para nada alentadores.

Las exportaciones registraron una caída de 65% en volumen y de 74% si se lo mide en valores. Esto significa que la producción para el mercado externo se redujo a 134 mil toneladas, lo que elevó por las nubes la capacidad ociosa de sus complejos industriales.

En valores, esta caída representó una merma de u$s240 millones.

Todos estos datos fueron publicados por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) en su último boletín informativo.

 

Comentarios