Ataques narcos

Cárcel para cuñado de Brandon Bay, acusado de tirotear a familiares de sanlorencina

Le dicen "Bichi" o "Cantita" y es hermanastro de la pareja de un líder narco detenido que asoló la zona norte de San Lorenzo y el sur de Rosario


Le dicen “Bichi” o “Cantita” y es cuñado de Brandon Bay. No comparte apellido pero es hermanastro de Cintia Nair Estrella, la pareja del narco detenido en la cárcel de Coronda por una condena previa, al que investigan por los crímenes de mayo en Barrio Norte. Y a quien también le atribuyen amenazas, extorsiones y atentados en los últimos meses. Tanto en zona norte de San Lorenzo como en zona sur de Rosario, con el objetivo de ganar territorio en negocio ilegal de la venta de drogas.

Jonatan Emanuel P., alias “Bichi” o “Cantita”, quedó detenido hasta el juicio. Así lo dispuso este miércoles la jueza Silvia Castelli en la audiencia imputativa en la que le dictaron prisión preventiva efectiva por el plazo de ley al cuñado de Brandon Bay. Lo acusaron del ataque a balazos contra una vivienda de Spiro al 300 de la ciudad de Rosario, en donde viven la madre y el padrastro de una sanlorencina a la que meses atrás le usurparon la casa en Barrio Norte, con el argumento de que mantenía una deuda con el clan Bay.

A Cantita, de 26 años, le atribuyeron el hecho ocurrido la tarde del 28 de septiembre pasado, cuando iba como acompañante de un motociclista aún no identificado y efectuó múltiples disparos contra la fachada de la casa y el auto Renault 9 que se encontraba allí estacionado. La investigación del fiscal Pablo Socca refiere que lo hizo a sabiendas que podía producir el fallecimiento de las víctimas que estaban dentro del domicilio o del vehículo, representando peligro para la integridad de vecinos.

“¿Ey amigo vas a pagar? ¿O qué vas a hacer? Decime porque te mando a cagar a tiros otra vez. Decime si me vas a dar las 400 lucas sino te mando a cagar a tiros otra vez. Bueno, van a ir más tiro entonces. Esto fue un aviso”, fueron los mensajes intimidatorios enviados por Brandon Bay al padrastro de la sanlorencina, un rato después del ataque a balazos en Spiro al 300, perpetrado por Cantita a través de una pistola 9 milímetros, precisaron los investigadores.

Lo acusaron -además- de ser integrante de la organización narcocriminal liderada por Brandon Bay, encargándose de realizar disparos de armas de fuego contra las víctimas y los objetivos que le indicara el líder narco de la banda Los Gorditos. Los delitos que le imputaron a Cantita fueron tentativa de homicidio calificado criminis causa, agravado por uso de arma de fuego de guerra, portación de arma de fuego de guerra y asociación ilícita en carácter de miembro.

La segunda quincena de septiembre, las amenazas se tornaron insostenibles para Florencia, una joven madre de 22 años que tuvo que irse con sus dos pequeños hijos de una casita que familiares le habían comprado en avenida Costanera sin número, en el límite de San Lorenzo con Puerto San Martín. Las intimidaciones de Brandon Bay mediante llamadas telefónicas, mensajes y audios de whatsapp también le llegaron al celular de la madre y del padrastro, refiere la investigación.

En la audiencia imputativa, los fiscales Pablo Socca y Valeria Haurigot atribuyeron a la banda de Brandon Bay el ataque a balazos del 28 de septiembre pasado a la vivienda de los familiares de Florencia, en calle Spiro al 300 bis. Según la causa, el líder narco reclamaba el pago de 400 mil pesos.

“Ey amigo -en alusión al padrastro de la joven-, atendé, atendé. Vamos a solucionarlo porque va a ser peor. No te va a alcanzar ni la plata esa que te estoy pidiendo para comprarle los cajones a tu hija. Haceme el favor, atendeme. Atendeme porque va a ser peor. Atendé, che viejo chupapija. Viejo atendé, atendé porque te vamos a matar hasta el perro, atendé”. Dichas amenazas fueron proferidas por Brandon el 19 de septiembre, especificaron voceros judiciales.

Comentarios