Caso Perassi: sospechan de homicidio con pacto criminal

Antonio Darío Díaz, imputado por “dar muerte” a Paula Perassi, declaró esta mañana en Tribunales y continuará detenido en la alcaldía local, donde también está Gabriel Strumia. Dijo no recordar qué estaba haciendo en el momento en el que Paula desaparecía.


Finalmente uno de los imputados habló. Ocurrió esta mañana en los Tribunales de San Lorenzo, donde pasadas las 9.30 llegó Antonio Darío Díaz, segundo imputado por el delito de “dar muerte” a Paula Perassi. Él, junto a su jefe Gabriel Strumia, son los únicos imputados y detenidos por la desaparición de la joven sanlorencina.

“El primer detenido (por Gabriel Strumia) siempre mintió. Lo hizo la primera vez cuando dijo que a Paula sólo la conocía de vista y que sólo conocía al padre; y luego cuando volvió a declarar y, pruebas mediante, terminó reconociendo su relación con ella”, mencionó Adrián Ruiz, abogado de la familia Perassi.

La de esta mañana fue una “audiencia de defensa material, donde el imputado puede dar explicaciones sobre el hecho del cual se lo acusa”, señaló Ruiz. El encuentro había quedado pactado desde la semana pasada. “Nuestro trabajo lo hacemos sin incluir las declaraciones del imputado, porque no esperamos ni contradicciones ni posibles confesiones. No esperamos mucho porque si en más de un año no dijo nada, por qué lo haría hoy”, decía Ruiz antes de las declaraciones de Díaz.

Sin embargo, el imputado declaró y surgieron varias novedades. Según precisaron fuentes judiciales, “Díaz se excusó de no saber qué hizo el sábado anterior a la desaparición y el domingo (día en que desaparece la joven), aunque sí recuerda qué hizo el viernes anterior y el lunes posterior a la desaparición de Paula”. Además de este curioso dato, Díaz habría mencionado que ese fin de semana “estuvo en compañía de una mujer, a la que no quiso mencionar para no involucrarla”.

El abogado de Perassi, Adrián Ruiz, mencionó que desde la defensa están “a sólo 2 horas de recrear todos los hechos previos a la desaparición de Paula” y que, según los elementos probatorios que pudieron recoger, podría tratarse de “un pacto criminal entre las personas involucradas”.

“No esperamos el quiebre de algún detenido, aunque como elemento de diferencia a éste de otro tipo de casos, no estaríamos en presencia de personas que son delincuentes habituales, sino que se trataría de trabajadores que se vieron involucrados en esta situación”, consideró el letrado.

En los últimos días la defensa de Strumia realizó una morigeración, es decir, un pedido a través del cual espera que el detenido pueda salir del calabozo. “No creo que se dé porque podría haber peligro en los fines del proceso”, señaló Ruiz. En relación a la defensa de los imputados, pudo saberse que la representación legal de Díaz, un simple camionero, recayó en un prestigioso estudio de abogados relacionado con un alto dirigente del Club Newell´s Old Boys. “Es imposible que estén trabajando por un cachet menor a los $ 100.000”, señalaron fuentes judiciales.

Otro tema importante al que aludió el Dr. Ruiz ha sido el “desbaratamiento de pruebas”. “A veces es producto del paso del tiempo, otras veces es producto de lo que alguien puede hacerlo adrede. Minutos posteriores a la desaparición de Paula hay una gran ebullición de llamadas. Llamadas del papá, su ex pareja, sus dos hermanas, el celular y el fijo del amante, y el amigo del amante, y también hay otro teléfono que todavía no fue detectado”, reveló el abogado.

Acerca del móvil del posible asesinato de Paula, Ruiz destacó que “si efectivamente estamos frente a un homicidio, el móvil sería pasional”, al tiempo que destacó que “si hay un homicidio sabemos quien fue”.

El domingo 18 de septiembre, día en que Paula desaparece, cuando a las 18 horas fue a Timbúes, ella se manejaba en su auto. Luego de la salida de su casa en San Lorenzo, a las 20:41, su rastro se pierde en Av. San Martín, como si hubiese sido levantada desde un auto. “Los perros indicaron autos en los que pudo haber estado, entre ellos el auto del nuevo detenido. Según contó el propio Díaz, él deja la puerta abierta y el auto con llave cuando se va de viaje, para que nosotros interpretemos que ese auto pudo haber sido usado por su jefe (Strumia)”, señaló el Dr. Ruiz por último.

Comentarios