Allanamientos de AIC

Cayó la madre del narco que mandaba con ametralladora a asesinar inocentes

A Brandon Bay lo juzgan en San Lorenzo por los crimenes de Rodrigo Gigena, Gerardo Pérez y Brian Sánchez. Detuvieron a familiares del líder de Los Gorditos con gran cantidad de droga.


Diez allanamientos realiza este martes la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en el marco de la investigación contra la banda narcocriminal Los Gorditos, liderada con el preso de alto perfil Brandon Bay, con base territorial en zona sur de Rosario y al que juzgan por al menos tres homicidios en zona norte de San Lorenzo.

Hoy detuvieron a seis civiles que estaban siendo investigadas en la causa. Fueron identificados como Erica A. (la madre de Brandon), Giuliana B. y Flavia Belén B. (hermanas), Jorge N., Ricardo Daniel A. y Mabel A., precisaron desde el Ministerio Público de la Acusación.

Las detenciones producidas por la brigada de inteligencia de la AIC se realizaron hacia el vínculo más estrecho de Brandon Bay, tratándose de su madre, hermanas y primos, que ejercían el negocio ilegal de la droga.

En el marco de otra investigación por cohecho vinculada a los procedimientos de este martes detuvieron a los agentes policiales pertenecientes a comisaria 32° de la Unidad Regional II, identificados como Alexis T., Magalí C. y Hugo Orlando F., indicaron.

Secuestraron gran cantidad de droga y también municiones de armas de fuego: en un domicilio incautaron 191 dosis de cocaína y 17 dosis de marihuana, indicaron.

En otra vivienda incautaron 103 municiones calibre 9 milímetros; 80 municiones calibre 22 mm; 70 cartuchos de escopeta calibre 12/70, dos balanzas de precisión digital, la suma de 952 mil pesos, elementos para fraccionamiento y estiramiento de droga.

También secuestraron dos ladrillos de marihuana, una bolsa de picadura de marihuana y un ladrillo y cuarto de cocaína de máxima pureza (con el sello de una corona) y 248 envoltorios de cocaína, precisaron desde la AIC. Además se incautaron tres motos y una veintena de celulares.

La organización es liderada por Brandon Bay, cabecilla de la Banda de los Gorditos, quien se encuentra preso por una condena e imputado por crímenes y atentados en zona norte de San Lorenzo. Meses atrás lo trasladaron junto a otros delincuentes de alto perfil de la cárcel de Piñero al penal de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires.

De la investigación se desprendieron hechos de corrupción policial, resultando detenidos dos agentes de la fuerza provincial, pertenecientes a la Unidad Regional II. Dicha medida fue materializada por la Agencia de Control Policial.

En las causas investigadas hay tres personas con pedidos de capturas. Las audiencias imputativas están previstas para el jueves en horario a confirmar. Interviene en la causa el fiscal Pablo Socca.

Comentarios