Cayó una viga y le fracturó el cráneo a un alumno en medio de un recreo

Un alumno secundario de La Plata terminó con fractura de cráneo luego de que una viga de tres metros de largo se desprendió y le aplastó la cabeza.


Según una versión, en uno de los recreos de la mañana el joven accedió a un sector de obra inconcluso y se habría colgado de la estructura, que no aguantó el peso y cayó sobre el estudiante. Anoche el adolescente permanecía estable y lúcido, pero según el último parte médico su estado era reservado.

El episodio ocurrió ayer a la mañana, en el Instituto Superior Roberto Speroni, N° 35, que está ubicado en el Camino General Begrano y 465, de City Bell.

Poco después de las diez, E. A., de 17 años, alumno de quinto año, se encontraba en el patio del establecimiento con un grupo de compañeros. En un momento, el joven cayó al piso aplastado por la estructura de hormigón de 15 centímetros de lado y casi 75 kilos. Se escucharon gritos y corridas de los jóvenes pidiendo ayuda y en poco minutos llegó una ambulancia, que lo trasladó hasta el hospital de Gonnet.

De acuerdo con las primeras versiones, el adolescente se habría colgado de un travesaño, suspendido a dos metros de altura. El fuerte golpe le provocó una fractura de cráneo del lado izquierdo, heridas cortantes en uno de los párpados y traumatismos varios. Durante su traslado al hospital el joven permaneció con pérdida de conocimiento.

Por la gravedad del hecho y para permitir el trabajo de los peritos, las autoridades de la escuela resolvieron suspender las clases durante el resto de la jornada. Anoche, E. A. permanecía estable, pero aún con asistencia de suero y oxígeno.

En la primera tomografía computada de cerebro que le realizaron, se detectó un “mínimo” hematoma en la zona craneal donde recibió el golpe. “Las primeras 48 horas son críticas para este tipo de cuadros”, dijeron los médicos que lo atendieron.

No obstante durante la tarde, el joven pudo hablar con los familiares que lo acompañan y, aunque seguía “muy asustado”, pidió “irse del hospital”.

A última hora el estudiante se mantenía lúcido y estable, pero con tendencia al sueño. “Todavía se requiere un seguimiento permanente para ver su evolución”, explicó a Clarín la jefa del servicio de Emergencias del Gonnet, Gaciela Badim.

Mientras tanto, inspectores educativos y personal policial intentaban anoche determinar la secuencia de cómo se produjo el accidente.

La viga que se desplomó formaba parte de un área de reformas inconclusas dentro de la escuela. En el lugar no había operarios trabajando y estaba vedado el paso de alumnos a ese sector.

Una de las versiones asegura que el adolescente admitió a los médicos que lo asistieron en los primeros momentos que, como travesura, intentó colgarse de la estructura que cedió. “Me mandé una macana”, habría asegurado.

El Instituto Speroni, conocido como el “Pedagógico”, tiene una matrícula de más de mil alumnos en los niveles inicial, primario y secundario. El establecimiento educativo nació como una institución orientada a la investigación pedagógica y fue transferido a la órbita estatal en 1984. Tiene varios anexos que funcionan en Barrio Jardín, Villa Elisa y City Bell.

Comentarios