Cerealera local obtuvo un millonario crédito de organismo financiero internacional

La Corporación Financiera Internacional (IFC), la entidad crediticia, destacó que con esta acción “se respalda” al sector agroindustrial en la Argentina. Se otorgó 135 millones de dólares


La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial para el sector privado, otorgará un paquete de financiamiento de u$s 135 millones a la compañía agroindustrial Vicentin, a fin de atender las necesidades de capital operativo de la empresa para la exportación de aceite de semillas oleaginosas y otros subproductos.

Por más de 20 años, IFC ha sido socio estratégico de Vicentin, relación a través de la cual le ha proporcionado financiamiento, movilizado recursos y compartido las mejores prácticas internacionales.

Vicentin, empresa líder del sector agroindustrial y una de las procesadoras de granos oleaginosos más importantes del país, representa aproximadamente el 14 por ciento de la capacidad de molienda de soja de la Argentina y es también un importante empleador que contribuye significativamente a las economías de escala rurales a través de sus vínculos con agricultores e intermediarios locales que la abastecen de materia prima.

El paquete de financiamiento comprende u$s 25 millones por cuenta de IFC y u$s $110 millones movilizados por IFC entre bancos comerciales, instituciones financieras y fondos, incluyendo: Natixis, Rabobank, Banco Itaú BBA, FMO, ABN Amro, Crédit Agricole, Cordiant Emerging Loan Fund, y Federated Project and Trade Finance Core Fund. Natixis y Rabobank actuaron como los principales estructuradores conjuntamente con IFC en la operación de sindicación.

“El financiamiento liderado por IFC fortalecerá el perfil de endeudamiento de Vicentin, reducirá el riesgo frente a las fluctuaciones de los mercados financieros y nos permitirá continuar creciendo de forma sostenida. Estamos muy complacidos de asociarnos una vez más con IFC”, expresó Alberto Macua, vicepresidente de Vicentin.

“Argentina es un participante fundamental en la cadena de suministro del sector agroindustrial a nivel mundial y uno de los proveedores más grandes y más competitivos de aceite y harina de soja, y que aportan grasas y proteínas a un precio accesible a escala mundial”, dijo Salem Rohana, gerente de IFC para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

“El otorgamiento de este paquete financiero coincide con un momento clave para el crecimiento social y económico de Argentina, y demuestra el compromiso de largo plazo de IFC con sus clientes del sector privado”, agregó.

La estrategia de IFC para el sector agroindustrial se centra en el refuerzo de la seguridad alimentaria y los ingresos en las zonas rurales, a través del aumento de la productividad en la agricultura, la promoción de un crecimiento inclusivo y el apoyo a las empresas para que adopten buenas prácticas ambientales y sociales. En 2014, las inversiones de IFC a nivel internacional en el sector agrícola brindaron respaldo a más de 3,4 millones de agricultores de todo el mundo. Las inversiones mundiales de IFC en el sector de agroindustria en el ejercicio de 2015 alcanzaron los u$s 3200 millones.

Fuente: Infocampo

Comentarios