Cerealeras preocupadas a lo que se vienen piden a Bonfatti un “protocolo de gestión” ante conflictos gremiales

Se entrevistaron con el gobernador para analizar el presente de la actividad agroexportadora, repasar la logística vial ante la cosecha que se avecina y adelantarse a reclamos desmedidos de los sindicalistas.


Integrantes de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo fueron recibidos en la Casa Gris por el gobernador Antonio Bonfatti, respondiendo así al pedido efectuado por los empresarios.

El pedido de audiencia abarcaba diversos temas, entre ellos, aquellos vinculados a la logística vial en la zona portuaria de San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes con vista a la pronta cosecha de soja estimada en 58 millones de toneladas, otra vez récord.

Debido a que más del 70 por ciento del total de la oleaginosa se exporta desde la zona, es entendible tal preocupación, más aún en virtud a que los accesos a estos puertos no mejoraron sustancialmente respecto al año pasado.

“Estimamos que para fines de marzo y comienzos de abril estén llegando las primeras partidas, y por ende tenemos que prepararnos para recibirlas con las obras viales actuales y tratar de evitar colapsos”, resumió Gabriel Abbo, gerente de la Cámara de Comercio.

“El gobernador escuchó nuestro mensaje y se puso a disposición para organizar una reunión y coordinar cuestiones para afrontar las circunstancia de la cosecha del año, por lo que estamos muy conformes con lo planteado”, agregó el dirigente empresarial.

La tarea entre el gobierno y el sector privado pasará, como en años anteriores, en coordinar esfuerzos junto al personal policial para montar operativos de tránsito y seguridad que acompañen el grueso de los camiones que trasladen la cosecha.

Pero el tema neurálgico que expusieron los empresarios fue su preocupación para atender posibles planteos sindicales en plena época de cosecha gruesa, valiéndose así de un momento crucial para obtener mayores réditos. Todos los actores saben que no es lo mismo un planteo gremial en noviembre que en abril o mayo, y de ahí la solicitud de acordar un protocolo en común que contenga tales situaciones para evitar que los puertos se paralicen a razón de piquetes y/o huelgas.

El pedido no es caprichoso si se analiza el acciona sindical local de los últimos años, en especial durante los últimos dos o tres períodos en los que las medidas de fuerza en el complejo agroexportador local estuvieron al orden del día.

Además del gobernador, los empresarios fueron recibidos por los ministros Antonio Ciancio (Aguas), Carlos Fascendini (Producción) y Raúl Lamberto (Seguridad), además del sub secretario de Transporte, Gustavo Peirano.

Comentarios