Fin de una etapa

Cerraron el taller gráfico del diario La Capital y hubo treinta despidos

La rotativa que posee el decano de la prensa argentina será desmontada y vendida por piezas, mientras que la propiedad donde funcionaba se vendió para desarrollos urbanos


El diario La Capital dejó de tener taller gráficos propios.

Es que su actual directorio resolvió vender la propiedad donde estaba instalada la rotativa, en calle Santiago casi Rivadavia, en Rosario, para la realización de desarrollos urbanísticos.

De tal manera, la máquina será vendida pieza por pieza y el diario se imprime, desde hace unos días, en un moderno taller ubicado en la localidad de Santa Tomé.

La decisión se adoptó en virtud a la pérdida de competitividad de este medio respecto a otros lenguajes de comunicación masiva, más lo costoso en que se transformó mantenerlo.

La desgracia es que una treintena de operarios, muchos de ellos mayores a los 50 años de edad, se quedan sin empleo. Se trata de los empleados que prestaban servicios en la rotativa.

El taller de Santo Tomé pertenece a los dueños del diario El Litoral, que junto a Televisión Litoral son los socios mayoritarios de la nueva que adquirió al diario La Capital. Es una rotativa de última generación y robotizada que permite imprimir 2.000 ejemplares en solo 10 minutos.

Los medios gráficos evidencias los inconvenientes propios d estos tiempos en lo que los medios digitales ganan la batalla por amplia diferencia.

 

 

 

 

Comentarios