Chofer de colectivos fue agredido con palo que le cortó la cabeza

Dos jóvenes hirieron violentamente al chofer de colectivos este sábado a la mañana. Comenzaron a discutir y insultarse en San Lorenzo, y al llegar a Capitán Bermúdez uno de los muchachos arrojó un palo contra el parabrisas e hirió al trabajador.


A primera hora de la mañana en Capitán Bermúdez, luego de que los agresores salieran de un boliche, se trenzaron un el chofer de un colectivos Tata Rápido. El herido llegó al Eva Perón donde le dieron diez puntos de sutura en la cabeza y, aunque está fuera de peligro, continúa internado producto de la gravedad de la lesión.

El chofer de la empresa de colectivos interurbanos Tata Rápido sufrió serias heridas cuando le arrojaron un taco de madera que rompió el parabrisas y le impactó en la cabeza, mientras circulaba por la ruta 11 desde Santa Fe hacia Rosario, a la altura de la localidad de Capitán Bermúdez a unos 15 kilómetros al norte de su destino.

El hecho se registró alrededor de las 6.30 de hoy cuando Rubén Cobelli, de 52 años, conducía el interno número 7 de la empresa que cubre el trayecto entre la capital santafesina y Rosario ingresando a todos los pueblos de la ruta 11.

“En San Lorenzo, a la altura de calle Rosario, se cruzó por primera vez con un automóvil gris plateado, desde el cual dos jóvenes lo insultaban por una presunta mala maniobra. Al llegar a la localidad de Capitán Bermúdez, pasando el seminario San Carlos Borromeo, se topó nuevamente con los jóvenes. Éstos se bajaron y le arrojaron un taco de madera, rompiendo el parabrisas e impactando contra el conductor”, relató en FM Vale el Crio. Sebastian Urundez, subjefe de la Comisaría 2° de Bermúdez.

El conductor, quien es tío de los ex futbolistas de Newell’s Sebastián y Juan Manuel Cobelli y hace dos décadas trabaja en Tata, solo alcanzó a ver que le arrojaban un objeto contundente y sintió el impacto en el lado derecho de su frente, aunque pudo reaccionar y conducir el micro con el parabrisas astillado hasta el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria donde fue atendido y se le realizó una decena de puntos de sutura.

El herido permanecía fuera de peligro pero en observación para prevenir ulteriores consecuencias neurológicas. Los delincuentes, por su parte, lograron darse a la fuga y no se sabe nada de ellos.

Comentarios