Estafas electrónicas

Ciberseguridad: recomendaciones para evitar caer en estafas virtuales

“El exceso de confianza de los usuarios y ese click fácil nos puede llevar a sitios falsos”, advirtió Federico Pachecho, especialista en la materia. La pandemia, el teletrabajo y la virtualidad llevó a aplicar nuevas tecnologías para desalentar al ciberdelito.


¿Qué es la ciberseguridad? ¿Cómo hay que aplicarla en tiempos de pandemia, teletrabajo y virtualidad? ¿De qué manera evitamos caer en la trampa de los estafadores? “La ciberseguridad refiere a todas las formas en las cuales una información puede estar almacenada en medios físicos o digitales. Inclusive se trata de la información que llevamos en nuestras mentes. Cuando cruzamos todo esa información con la tecnología y con las redes, le damos un marco de ciberseguridad”, explicó Federico Pachecho, especialista en la materia.

¿De qué manera afectan los ciberdelitos a los usuarios? “La mayoría no son nuevas pero sí cambiaron las formas. El Cuento del Tío no cambió en su esencia pero sí de formas. Hemos estado mucho más online en el último año y medio por la pandemia. Y los delincuentes suelen atacar de manera virtual. Por ejemplo a través de los mails, con cualquier texto que te invite a hacer click con facilidad”, advirtió Pacheco.

“Ese click fácil nos puede llevar a sitios falsos. Y la persona puede preocuparse por completar sus datos cuando el texto de un correo electrónico le advierte algún inconveniente. Generalmente el engaño proviene a partir del exceso de confianza del usuario”, alertó el especialista en ciberseguridad.

En las últimas semanas se incrementaron las denuncias por estafas a través de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp. “Cualquier cosa asociada a un teléfono celular tiene cierto nivel de privacidad. El robo de cuentas está asociado a muchas cosas que validamos por el hecho de que tenemos físicamente el celular”, señaló.

El experto en ciberseguridad afirmó que “las prioridades cambiaron cuando todos nos fuimos a trabajar a casa por la pandemia. Hubo una necesidad de meterle más tecnología, procedimiento y seguridad a los sistemas para proteger a los propios usuarios. También hubo que capacitar rápidamente a los trabajadores, para que cuestiones personales no terminen afectando al entorno corporativo. Igualmente las prevenciones arrancan en el comportamiento de la gente a la hora de hacer o no click”, insistió.

Según destacó Pacheco, “se vienen cosas interesantes en materia de ciberseguridad. Una de ellas es la autenticación. O sea, como le decís a un sistema que sos vos, para permitirte el acceso a un mail, a una red social, a un servicio o a un home banking. Actualmente todo depende de un nombre de usuario y un password. En los últimos años se puso de moda la doble autenticación. Hoy en día la mayoría de los servicios tienen la posibilidad de confiar con el password y en algún otro dato para convalidarte”, apuntó.

“En el futuro se tratará de ir más allá todavía -aventuró Pacheco-, eliminando la idea del password. Es decir, que no tengas que acordarte de un password para loguearte y así ingresar a un sistema. Será un entorno mucho más seguro por defecto. Como contrapartida quizás tengamos que poner algún dato biométrico, como el dedo”.

También el futuro de la ciberseguridad contemplará “la aplicación de la inteligencia artificial a los sistemas de seguridad. Cuando tenemos mucha información como big data o analytics, aplicando inteligencia artificial se descubren nuevos patrones. Aplicada a la ciberseguridad es un tema bastante novedoso y para distinguir comportamientos de cuándo es un atacante o cuándo es un usuario autorizado”, cerró.

Fuente: Tefele Rosario

Comentarios