Rosario

Cierran mítico reducto de la música y el arte tras décadas de historia

Se trata de Berlín, por donde pasaron grandes bandas del rock nacional y que nació en los años 90. Sus dueños admitieron que la pandemia de Covid los condenó


Ubicado en el pasaje Fabricio Simeoni (ex Zabala), en Rosario, el mítico bar Berlín supo ser el epicentro del teatro alternativo, del tango y del rock under.

Sin embargo, y después de 26 años de funcionamiento, uno de los titulares del negocio anunció que el local cerrará definitivamente sus puertas. O mejor dicho, no volverá a abrirlas, ya que desde el inicio de la pandemia el histórico espacio ya no funcionó como lo hacía antes.

Cómo sucedió con otro bar histórico como «Luna», y otros sitios emblemáticos, el cierre dejará una indudable huella en más de una generación.

El bar, que funcionaba de jueves a domingo, dejará de ser regenteado por Lulo Corradín y su hermano Fabián. La decisión fue tomada casi en medio de la pandemia, donde ambos plantearon cerrar un ciclo.

“El cierre está confirmado. La decisión está tomada a partir del letargo y la búsqueda de una nueva explotación que terminó siendo infructuosa. El Estado no te tira un centro. Hubo interesados, pero el marco normativo que la ciudad le ofrece al rubro no los convenció. Habíamos avanzado con posibles inversores. Era gente del palo, de Buenos Aires. Aún no estaba definido lo de continuar o no con el mismo nombre. Pero querían tomar la sala para seguir produciendo cosas de acá, seguir haciendo trascender a distintos artistas de Rosario. Pero bueno, estos interesados se espantaron por la precariedad normativa de que tiene la ciudad y ante la imposibilidad de encontrarle la vuelta a cómo funcionar”, relató Lulo.

Fueron varias las verdaderas leyendas que pasaron por el Berlín. Entre ellos se cuenta a Pappo, Willy Crook, Bersuit Vergarabat, Daniel Melingo, Los Piojos, Luis Salinas, Las Pelotas, La Mississippi, Diego Frenkel, Palo Pandolfo, Antonio Birabent y Cholo Montironi. Tampoco se perdieron las actuaciones de artistas como Salvador Trapani, Juan Pablo Geretto, Andrea Fiorino y Gachy Roldán.

“Berlín surgió comercialmente en los 90. Y siempre sobrevivimos metiéndole primera y dándole para adelante. Lo económico siempre fue complicado, pero se lograba avanzar. Todo valía la pena. Pero no es lo que más influye. El rubro hoy está vapuleado ante la imposibilidad de dar un salto de calidad», agregó Corradín.

«Fue tremenda la repercusión de la noticia. Me lo imaginaba. Pero nunca lo dimensioné. Escuchar, por ejemplo, la cantidad de mensajes de oyentes en la radio fue conmovedor. Nosotros somos apenas un engranaje más de un gran eslabón que ya viene con problemas. En esta ciudad se nos escurre el patrimonio cultural entre los dedos y no podemos hacer nada. Se nos está yendo a chorro la historia, pero no podemos frenarlo”, concluyó.

Fuente: El Ciudadano

Comentarios