Cierre de boliches: Rosario estudia limitar horarios de funcionamiento. ¿Y San Lorenzo?

Concejales y referentes de organizaciones intermedias de la urbe vecina debaten la modificación de la ordenanza de espectáculos públicos y así reordenar el rubro discos. En la región, no hay interés


Tras el fatal desenlace que tuvo días atrás la desaparición de un joven en una disco rosarina (fue hallado muerto en guas del Paraná y hay policías y patovicas detenidos) se abrió el debate en esa localidad sobre el horario de funcionamiento de los boliches, regulaciones de rubros, y controles de seguridad.

El municipio rosarino tomó una decisión política y adelantó que remitirá al Concejo Municipal un proyecto que modificará la ordenanza de espectáculos públicos (que regula esta actividad), pretendiendo simplificar rubros y que los locales bailables no pasen música después de las 5 de la mañana.

“La actual ordenanza está desactualizada», declaró el subsecretario de Gobierno, Claudio Díaz, y adelantó que uno de los puntos a incluir será suprimir la diferenciación entre los lugares donde se puede o no bailar, es decir, que cualquier disco deberá cumplimentar un mismo requisito. “Generar esta simplificación en los rubros también ayudará a los controles y a los vecinos, que podrán manifestarse a través del registro de oposición», agregó.

La limitación en el horario para el funcionamiento de los boliches es lo que, hasta ahora, más debate abrió. La propuesta de cerrar a las 5 AM, o por lo menos, desde ese momento prohibirse la difusión de música, motivó a que organizaciones intermedias se opusieran, o por lo menos, impulsar otro debate.

“Acotar la actividad de bares, pubs y confiterías en Rosario expulsará a los jóvenes a buscar diversión en localidades vecinas, con el peligro que ello conlleva al conducir por las rutas, de noche y con algún grado de alcohol en sangre”, admitieron desde la ONG Padre en la Ruta.

Carmen Giovanolli, integrante de esa entidad, afirmó que debería «unificarse el horario de cierre de boliches en toda la provincia porque siempre habrá, a todas horas, chicos deambulando por la noche», indicó durante un reportaje en LT8.

Aunque el debate parece estar centrado, principalmente en el horario límite de funcionamiento, las discos encierran otras problemáticas dignas de ser abordadas por quienes crean las normativas que las regulan, más allá de las críticas posibles a la falta de controles administrativos del municipio o comuna y/o de la policía. Presencia de menores, venta indiscriminada de alcohol, picos de violencia y lugares inadecuados para el funcionamiento de un boliche, generalmente por la superpoblación de asistentes, son algunas d esas temáticas a revisar.

¿San Lorenzo se sumó a ese debate? ¿Tiene sus ediles algún proyecto en discusión? ¿Hay interés por sancionar alguna normativa que rija un proceso de educación social? ¿Se modificó el modo regulatorio para la habilitación de estos comercios y el régimen de sanciones para aquellos empresarios reincidentes en faltas? La respuesta es no.
San Lorenzo tiene la particularidad de concentrar buena parte de la “movida” nocturna de la región, y por ello las responsabilidades son mayores.

Hoy, los boliches cierran más tarde de lo que determina la ordenanza vigente; algunos insisten en prácticas prohibidas, como permitir el acceso de menores en lugares habilitados solo para mayores (principalmente porque está permitida la venta de alcohol) o discriminar el ingreso de público, cuando no se extralimitan, los patovicas, de una autoridad ficticia que creen tener y que nadie regula y/o controla.

Aunque el debate en Rosario, y desde allí, al resto de la región se centra en determinar si un boliche debe cerrar o no a las 5 AM, y que una ordenanza regule a todas las discos de la provincia, siguen existiendo otras falencias normativas (expuestas en más de una ocasión por SL24) para regular el ejercicio de este tan sensible rubro motorizado, mayormente, por jóvenes. Los ediles de Sn Lorenzo no han demostrado, aún, haber encontrado una solución jurídica para este conflicto.

Comentarios