Clausuran club nocturno que tenía “piezas en conexión con el salón de atención al público”

Personal de Inspección General detectó en “Playboy” una habitación en conexión directa con el salón principal del establecimiento. No se detectaron irregularidades en otros tres locales.


En un operativo conjunto entre la Dirección de Inspección General y la Unidad Regional XVII, el sábado a la noche fue clausurado el club nocturno Playboy, ubicado en la zona norte de la ciudad. Las autoridades detectaron una habitación en conexión directa con la sala principal y procedieron a la clausura del local ad referéndum del Tribunal de Faltas Municipal.

En cuatro establecimientos de la ciudad se inspeccionó la presencia de menores y se requirió las libretas sanitarias y las habilitaciones municipales correspondientes. Sólo Playboy presentó irregularidades y por pesar ya una clausura en su haber se expuso a su cierre definitivo si recae sobre sí una nueva sanción administrativa.

“Se perseguía más que nada la presencia de menores y no se hallaron, ni clientes, ni recepcionistas. Sí hubo anomalías. Concretamente: piezas en conexión directa con el salón de atención al público, en incumplimiento con la ordenanza de espectáculos públicos”, dijo el Subsecretario de Gobierno, Gustavo Cerdera.

Finalmente, el funcionario anticipó que se intensificarán los controles sobre el cumplimiento de esta norma que involucra a cantinas, bares, restaurants, pubs, boliches bailables y clubes nocturnos.

El procedimiento se realizó en la madrugada del domingo en la ciudad de San Lorenzo. Además, se verificó que ninguno de los empleados que trabajaba en el lugar tenía libreta sanitaria. “Pedimos más controles de gendarmería en lo que respecta a la trata”, manifestó el intendente Leonardo Raimundo.

“El procedimiento se realizó el 3 de marzo a la madrugada en un local habilitado como bar ubicado en Avenida San Martín al 3.000. Allí se presentó personal de inspección municipal y constató que el lugar tenía un pasillo y una escalera que llegaba a un primer piso donde se verificó la existencia de un dormitorios con cama matrimonial y un baño”, detalló el intendente. Además, destacó que ninguna de las personas que trabajaban en el lugar tenía libreta sanitaria.

Comentarios