Hasta siempre

Clientes, familiares y amigos despiden a Pocho con un santuario en su comercio

Muestras de gratitud y dolor, ofrendas florales y mensajes aparecieron colgados en el portón del local comercial del entrañable verdulero sanlorencino que falleció la madrugada del lunes tras contraer Covid-19.


Familiares, amigos, clientes y vecinos pasan por el local comercial de Sargento Cabral al 1500 para dejar una ofrenda y despedir a Pocho Santianes, el entrañable verdulero sanlorencino que falleció días atrás en un sanatorio de la ciudad de Rosario.

Alfonso Santianes, o simplemente Pocho, ha sido un vecino y comerciante ejemplar de la ciudad de San Lorenzo. Infatigable laburante desde primeras horas de la mañana hasta altas horas de la noche. De cordial atención con sus clientes, que logró cosechar a través de tantos años de trabajo.

En el portón del local de Cabral al 1500 le ofrendaron flores y también mensajes de agradecimiento. Los transeúntes que pasan por la vereda se detienen a leer las muestras de gratitud, plasmadas en papel y tinta. Pocho murió el lunes a la madrugada en el sanatorio Rosendo García. Un segundo hisopado le dio positivo de Covid-19, luego de haber ingresado con un cuadro de neumonía.

Comentarios