Coimas en el Senado: acusado calificó a la causa de “exitosa operación político-mediática”

El ex senador Remo Constanzo, se proclamó víctima de un "abuso institucional de extrema gravedad" y sostuvo que "fue una exitosa operación político-mediática", en alusión a la denuncia del arrepentido Mario Pontaquarto.


Al comenzar su declaración indagatoria en el juicio oral que se le sigue junto al expresidente Fernando de la Rúa, Constanzo resumió que “se leyó un anónimo en el ámbito institucional y así se legitimó como un documento público y quedó habilitado para impulsar al día siguiente un tsunami mediático”.

La lectura del anónimo “significó el puntapié inicial de este proceso”, opinó el acusado, de 79 años, de profesión escribano y que actualmente reside en Viedma, donde es jubilado y trabaja como “periodista” para una revista de temas patagónicos, puntualizó ante el Tribunal Oral Federal 3 al inicio de su declaración.

“Ese día se comete un abuso institucional de extrema gravedad, porque cuando estaba por comenzar la reunión aparece el comentario del anónimo, el vicepresidente (Carlos Alvarez) lo mandó a buscar y le dio lectura con tono sarcástico y un poco de humor, lo señaló a Galván y le dijo `a vos te nombran´ y después dijo `Remo, a vos también´”, recordó Constanzo.

Luego se sumó el “arrepentido”, dijo en alusión a Pontaquarto y volvió a aludir a la teoría del complot ya enarbolada por otros acusados, como los exsenadores Augusto Alasino y Alberto Tell.

“El tiempo demostró falacias y mentiras pero el impacto fue enorme y el objetivo central era debilitar al gobierno” de Fernando de la Rúa, manifsetó.

Apuntó que “la batalla mediática estaba inexorablemente perdida, no teníamos espacio para contrarrestar eso y se hacía de todo para respaldar la debilidad que mostraba el arrepentido en sus permanentes contradicciones y para nosotros era como ir a una guerra sin armas”.

Constanzo afirmó que no tuvo “ninguna participación en el trámite de esa ley” en alusión a la Reforma Laboral, que según la causa fue aprobada con los votos de senadores que cobraron un soborno pagado por el gobienro de De la Rúa.

Al inicio de la audiencia concluyó la indagatoria de Tell, quien respondió preguntas de las partes y siguió con el ataque al también procesado Pontaquarto al recordar que se reunió con él para gestionarle entrevistas en busca de trabajo y en una oportunidad le dijo que se iba al exterior porque había conseguido un empleo.

“También me dijo que terceras personas le habían pedido que fuera el arrepentido, yo ya no era senador, no le di importancia”, recordó.

Tell volvió a criticar el rol que jugó el actual titular de la CGT Hugo Moyano, al señalar que “tenía malestar con Moyano por esas expresiones”, relativas a la “Banelco” que había para conseguir el voto de la ley en el Senado.

“Los gordos que eran en ese momento la CGT oficial ya habían incorporado lo que ellos pretendían” a la ley y Moyano tenía “ambiciones políticas como ser titular de la CGT”, dijo el acusado.

“Es lo mismo que hizo a posteriori y lo está haciendo hoy al revés, la forma de expresarse, de hablar en los medios, pero el 26 (día del voto de la ley) no estuvo en la plaza y no recibimos agresiones como venía haciendo permamentemente”, concluyó sobre Moyano.

Por el pago de sobornos son juzgados el expresidente Fernando de la Rúa, su exministro de Trabajo, Alberto Flamarique, el extitular de la SIDE, Fernando de Santibañes, el arrepentido Pontaquarto y por el cobro cuatro exsenadores justicialistas.

Comentarios