Colón pasó a semifinales, pero no festejó. Hinchas de Polideportivo generaron disturbios y corridas

El club sanlorencino le ganó a los puertenses la llave de cuartos de final en la Liga Sanlorencina. La policía presente no alcanzó para contener los desbordes. No hubo lesionados


Colón de San Lorenzo ganó su partido frente al Polideportivo de Puerto San Martín y pasó a semifinales del campeonato de fútbol de la Liga Sanlorencina. Sin embargo, los festejos quedaron empañados por la violencia vivenciada en las tribunas donde se lanzaron bombas de estruendo y hasta hubo corridas.
“Fue la hinchada local (por el Polideportivo) la que generó la violencia; terminado el encuentro y con el triunfo de Colón arrojaron bombas de estruendo entre los seguidores de Colón, en su mayoría familias con mujeres y chicos, además de tonar otra al lado de una agente policial que intentaba poner algo de orden”, relató Jorge Acuña, síndico de la entidad sanlorencina en diálogo, esta mañana, con FM Vale 97.5
Para el dirigente, la cantidad de agentes contratados (diez) para resguardar el orden en el partido no fueron suficientes, y cuando la violencia se evidenció, fue necesario la concurrencia de efectivos del Comando Radioeléctrico.
“Es más, en un momento y ara permitir la salida de los jugadores de la cancha se debió levantar un alambrado. Esto es algo que el comité de la Liga deberá revisar para poner una sanción ejemplar, pues son hechos que no deben ocurrir. Polideportivo se pasó todo el partido, y aún antes de iniciarse, detonando estas bombas, cuando se sabe que está prohibido”, detalló Acuña.
A pesar de los sucesos, nadie resultó herido, por suerte. Ahora, Colón jugará su suerte para pasar a la final en partido ida y vuelta contra Beltrán FC. Ambas entidades no estaban, en la previa, entre aquellas que podían pelear el campeonato, pero vista está, que en el fútbol no hay número puesto.
Vale recordar que este año, y también por el actual campeonato, Puerto San Martín fue sede de hechos de violencia. Aquella vez, el protagonista fue general San Martín, cuya parcialidad se las agarró con los hinchas de Belgrano de Oliveros. La virulencia de aquel ataque (con lesionados y vehículos destrozados) llevó a que la entidad de Oliveros se desafiliara en virtud a que en la Liga Sanlorencina no encontraba el marco de seguridad mínima y necesaria para seguir compitiendo.

Comentarios