"No fue una masacre de casualidad"

Como fue el alocado raid del joven que terminó incrustado en la comisaría

El joven de 27 años de edad cruzó parte de la ciudad a gran velocidad fuera de si y en contramano.


El auto incrustado en la comisaría Primera

Pasadas las 21 horas de ayer un llamado al Sistema de Emergencias 911 alerta sobre un joven que habría ingresado a un domicilio a los gritos en la zona de calle Silverio Córdoba y Casilda de la ciudad de San Lorenzo, al arribar una unidad móvil al lugar luego de entrevistar a las víctimas quienes aportan que el joven salió corriendo y gritando del lugar. Con estos datos comienzan un rastrillaje por la zona.

Intentó meterse con el auto a una casa

Los efectivos divisan manchas de sangre en un portón de calle Casilda al 2500, cuando consultan a los moradores del domicilio estos afirman que minutos antes un joven les intento tumbar la puerta a patadas con gritos de auxilio asustados estos no abrieron la puerta. Los policías lograron divisar manchas de sangre en distintos domicilios de la zona.

Mientras los efectivos se encontraban en el lugar llegaban llamados al 911 de un auto sospechosos que se dirigía a gran velocidad de contramano por calle Santiago del Estero tomando por Avenida San Martín luego de chocar un portón, según vecinos de la zona el joven que conducía un Chevrolet Astra estaba todo ensangrentado.

A los pocos minutos el joven de 27 años de edad identificado como Luciano Ariel Z. dobló en contramano por calle General López chocando contra la puerta de la Comisaría Primera, impactando en su recorrida un auto y una mujer que se encontraba sentada en la escalinata de ingreso. Luego de chocar Luciano se bajó del auto todo ensangrentado e intentó atacar a los oficiales quienes lograron reducirlo y esposarlo.

El joven fue liberado a las pocas horas por el fiscal.

 

Comentarios