Comprar en el exterior sigue siendo más barato pese a recargo del 15%

Es para quienes viajen y compren bienes o los adquieran por internet con tarjeta de crédito. Por el atraso del dólar, Estados Unidos sigue siendo el destino preferido. En algunos rubros, Europa también pero en menor grado.


En los últimos meses las trabas al ingreso de productos provenientes del exterior y los altos precios que manejan los locales en la Argentina incentivaron esta modalidad.

Pero, desde el sábado pasado la nueva medida impuesta por la AFIP para controlar los gastos con tarjetas de crédito en el exterior, comienzan a generar dudas. Ahora que se apunta al «dólar tarjeta», a todas las compras que se paguen por esta vía hay que sumarles un 15% adicional sobre el monto gastado. ¿Entonces, sigue siendo negocio comprar afuera?

Según una comparación de los mismos productos en la Argentina y Estados Unidos, la diferencia de precios, a pesar del adicional del 15%, sigue siendo importante.

Hoy, una camisa de marca que en el país se consigue a $ 450, en Estados Unidos se la puede adquirir a sólo u$s 32, lo que al cambio oficial equivale a unos $ 184. Pero, ahora, con el recargo del 15% esa misma camisa se la consigue en el exterior a $ 211, casi un 50% más barata. De esta manera se evidencia una holgada brecha de $ 239 que hace que los precios con la Argentina no logren ser competitivos.

Internet

Otra de las alternativas por la que se rige el mundo del consumo hoy, la compra por internet, también se verá afectada por la medida oficial. Es decir, encargar un producto de esa manera proveniente del exterior y pagarlo con tarjeta de crédito, ya no es igual de conveniente que antes, porque, si se sobrepasan u$s 300 de compra, al adicional del 15% hay que sumarle una serie de impuestos locales con los que los productos terminan teniendo un precio poco tentador.

Otro caso que evidencia la disparidad de precios es el de los e-books, una nueva tecnología que no hace mucho empezó a tener presencia en el país. Este dispositivo de lectura se adquiere en los locales a un precio de $ 1.400, mientras que en el exterior con el 15% de recargo por compra con tarjeta, termina saliendo $ 890.

 Anteojos

Ejemplos hay miles. En el caso de los lentes de sol Ray Ban, mientras que en la Argentina se compran a $ 1.100, pagarlos con tarjeta de crédito en el exterior implica un gasto de $ 793. Para los poseedores de tarjetas, estos aumentos, recién se evidenciarán en los resúmenes de cuentas de octubre.

De esta manera, si bien el ente recaudador apunta a un mayor control sobre la evasión, lo cual puede llegar a impactar en el turismo, las comparaciones de estos productos arrojan que la diferencia de precios es tal que los argentinos, probablemente no dejen de comprar en el exterior. De todas maneras, sí es posible que el ritmo de consumo se desacelere, pero no será porque no sea conveniente sino porque muchos tendrán temor de quedar bajo la lupa de la AFIP.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios