Con amplia mayoría, Senado dio media sanción al voto desde los 16 años

El Senado aprobó con 52 votos a favor, y giró a la Cámara de Diputados el proyecto que habilita a los jóvenes de 16 y 17 años a votar en elecciones, con un amplio respaldo de la oposición.


El proyecto tuvo tres votos en contra por parte de los senadores Blanca Monllau y Oscar Castillo, del Frente Cívico de Catamarca, y Agustín Pérez Alsina, del Partido Renovador de Salta, aliado del oficialismo.

En tanto, las únicas dos abstenciones correspondieron a los senadores del Frente Amplio Progresista (FAP) Norma Morandini y Luis Juez.

La UCR votó a favor de la iniciativa en general en un cambio de su postura que se decidió el último martes por la noche, luego de una prolongada discusión interna, pudo saber Noticias Argentinas.

El proyecto plantea modificaciones a más de seis leyes, con el fin de adaptar todo el sistema electoral a la inclusión de estos nuevos electores -alrededor de dos millones- entre ellas el Código Electoral, la Ley de Ciudadanía y la de Registro Nacional de las Personas.

El proyecto modifica el primer artículo del Código Electoral, que en caso de sancionarse la ley, dirá que son electores nacionales “los argentinos nativos y por opción desde los 16 años y los argentinos naturalizados desde los 18 años”.

Además, le impone cambios a la Ley de Ciudadanía al establecer que “los argentinos que hubiesen cumplido los 16 años gozan de todos los derechos políticos conforme a la Constitución y a las leyes de la República”.

De esta manera, se zanja la discusión en torno al “voto optativo” de los jóvenes de 16 años, al otorgarle los “derechos políticos” contemplados en la Constitución Nacional, donde se establece que el sufragio es obligatorio para todos.

No obstante, el proyecto modifica también el artículo 18 del Código Electoral, en el que quedará establecido que el listado de “infractores al deber de votar” deberá incluir a “los electores mayores de 18 años y menores de 70”.

De esta manera, los menores de 18 no serán considerados infractores en caso de no concurrir a votar -al igual que los mayores de 70- por lo que el aspecto “voluntario” que se le quería imprimir al voto joven se mantiene en los hechos.

Se trata simplemente de una modificación de forma, de tipo jurídico, para que el proyecto no entre en contradicción con la Constitución una vez convertido en ley y no pueda ser objetado por la Justicia Electoral.

La iniciativa también establece que los jóvenes de 16 y 17 gozarán del “derecho de asociación política para agruparse en partidos políticos democráticos” y adelanta la edad para renovar el DNI, que será a los 14 años.

La senadora radical Marta Borello se mostró de acuerdo con el proyecto, pero pidió que “voten en 2015 y no en 2013” y que “el período que queda antes de las elecciones generales sirva para intensificar la capacitación cívico-política en las escuelas de educación media”.

Por su parte, el oficialista Aníbal Fernández, co autor del proyecto sostuvo que “los argentinos de 16 y 17 años vienen teniendo responsabilidades” y ejemplificó que “si tienen autorización de sus padres dice la Ley de Contato de Trabajo que puede trabajar”.

El senador del peronismo pampeano Carlos Verna respaldó el proyecto con un discurso que ironizó sobre las políticas para la juventud en otras materias.

“En este país, a muchos de los jóvenes los roban y a algunos los matan. A los que no les puedo dar seguridad lo que puedo hacer es reconocerles el derecho a votar. Hay 800 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan. Como no les podemos ofrecer ni salida laboral ni salida estudiantil, les vamos a reconocer la posibilidad de votar”, ironizó Verna.

Comentarios