Con la confirmación de Cambiemos Santa Fe, los intendentes radicales quedaron en la mira

El macrismo intentará ahora sumar a los jefes comunales que hoy integran el Frente Progresista, los que deberán resolver si dependerán económicamente del gobierno nacional o el provincial


El macrismo avanzó ayer un paso más en su objetivo de extender su poder político de los gobiernos nacional, porteño y bonaerense, al resto de las provincias, municipios y comunas, y avanzar por sobre cualquier otra estructura política preexistente, llámese Frente Progresista o peronismo no kirchnerista.

De eso se trata la conformación de la Mesa Cambiemos Santa Fe, tal el nombre asignado al espacio común que ayer formalizaron las cúpulas del PRO y de la UCR, reunidas en Buenos Aires y con la venia presidencial en la figura de dos operadores de primera línea como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

«Nuestro compromiso, y el anhelo del presidente Mauricio Macri, es que Cambiemos gobierne la provincia, que tengamos que gobernar juntos Nación y Santa Fe», blanqueó la diputada nacional del PRO, Gisela Scaglia. Y el presidente del partido en la provincia, el diputado Federico Angelini, reveló que de aquí en más saldrán a sumar para Cambiemos “a los intendentes y presidentes comunales radicales que hoy nutren al Frente Progresista”.

El titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral (intendente de Santa Fe), admite la dualidad de su partido: «Teníamos que darle al país una alternativa al kirchnerismo, y también apoyar al gobierno en Santa Fe», justificó.

El radicalismo, representado ayer por Corral, Mario Barletta, Hugo Marcucci, Julián Galdeano y Santiago Mascheroni, comprometió su apoyo al gobierno nacional, pero también ratificó su relación con el Partido Socialista y otras fuerzas con las que continuará integrando el Frente Progresista Cívico y Social que gobierna en la provincia. Lo que se dice jugar a dos puntas, aunque los tiempos políticos dirán hasta donde será posible.

«Aspiramos en 2017 armar con la UCR una lista de diputados nacionales de Cambiemos, e ir avanzando hacia el interior, las intendencias, luego las comunas. Que Macri gane en octubre y a partir de allí ir bajando en el territorio», proyectó el principal operador del PRO en la provincia.

Y es en materia de intendencias y comunas donde la UCR tiene mucho para aportarle al macrismo, un espacio sin estructura territorial aún y con sólo tres municipios administrados (Funes, Rufino y Las Rosas).

El panorama ahora se recuesta sobre las decisiones que adoptarán los intendentes y presidentes comunales radicales, en especial, para resolver si terminarán por depender del aporte económico de la Provincia o la Nación.

Es que más de una comuna y municipio sostienen problemas financieros irresueltos, y para sostener sus administraciones, dependen del auxilio de un ente superior. En esta situación, podría decirse que están la mayoría, y lo que prescinden de ello, son los menos.

En la zona, hay dos casos ben prácticos que responde a uno y otro: Fray Luis Beltrán y San Lorenzo, respectivamente. Para el caso de la ciudad histórica, su intendente tiene la potestad de decidir su futuro político sin necesidad de “aprietes”. Además, Raimundo es muy bien visto tanto por unos como por otros: al macrismo le encantaría sumarlo a sus filas, mientras que el socialismo lo tiene como referente territorial del Frente Progresista.

Fuente: Rosario 12-SL24

Comentarios