Sin hipocresías

Con los huevos en la mesa, sindicalista da la cara y habla sin tapujos

El dirigentes obrero del Cordón Industrial no tuvo reparos al criticar la sanción que los senadores dieron para adherir a ley de ART nacional. La mayoría mantiene u bajo perfil para no "confrontar" con Traferri ni con Perotti


“Solo protege el patrimonio de las corporaciones financieras que controlan las Aseguradoras de Riesgo de Trabajo. Nosotros defendemos el patrimonio laboral que es la salud de los compañeros, sus puestos de trabajo, el derecho a una reparación justa de los daños que puedan causar la desinversión en salud y seguridad laboral”.

Así expuso su posición Julio Barroso, secretario general del Sindicato Químico de San Lorenzo, reproducidas por rosario/12 sobre la media sanción aportada por los senadores provinciales a la ley nacional de ART y que ahora espera ser tratada en Diputados.

En el Cordón Industrial, la CGT San Lorenzo se sumó a distintas organizaciones sindicales de la provincia para rechazar tal propuesta, pero hasta ahora no pasó de un tibio posicionamiento.

De hecho, poco y nada pudieron hacer para que el senador del departamento, Armando Traferri, sostuviera un voto negativo; por el contrario, el legislador se sumó a sus pares y la aprobación a tal adhesión fue unánime.

Cabe preguntarse que acciones emprendieron, si llevaron a cabo alguna. Si así fuera, pasó desapercibida por la sociedad y por los propios trabajadores. Además, el senador hizo caso omiso al pedido del movimiento obrero.

La falta de lobby del confederal regional es consecuencia directa de la mediocridad de muchos de sus dirigentes.  Y este es un más que sobrado ejemplo para demostrarlo.

Muchos optan por no enfrentarse con Armando Traferri, dueño absoluto del PJ departamental, ni con el gobernador Omar Perotti.

Para muestra, basta con ver que hicieron los aceiteros de Pablo reguera y compañía tras la reciente visita que efectuó el titular del Ministerio de Trabajo de la Provincia, Roberto Sukerman, a quien lo llevaron a recorrer los distintos inmuebles que posee el gremio y les trasladaron su preocupación por el caso Vicentín, pero en momento alguno, le dijeron algo de la ley de ART.

 

Comentarios