Concejales sanlorencinos ratifican futura composición del cuerpo con un mínimo de cupo femenino

Los ediles aprobaron una declaración respecto a la integración del Concejo Municipal de acuerdo a los resultados de las elecciones del domingo. Dos de las tres mujeres actuales dejarán sus cargos


“Declárase el interés de este cuerpo legislativo el sostenimiento efectivo del cupo femenino al momento de la conformación del nuevo cuerpo tras las elecciones generales del mes de junio del corriente año”, avalaron los ediles este pasado martes en su última sesión ordinaria.

La inquietud surgió desde el bloque oficialista y fue acompañada por la oposición.

La actual composición del órgano deliberativo local es de cinco hombres y tres mujeres, de las que a partir del 10 diciembre, dos terminarán mandatos y no repetirán, como son los casos de la peronista María Claudia Mariani y la radical Mónica Rodríguez del Rey (ninguna participa en lista alguna para estas elecciones), mientas que solo una, la también radical Mariana Cantoia, mantendrá su banca.

Con ello, la composición del Concejo Municipal de San Lorenzo, con vista al escrutinio del domingo y a las actuales tendencias, podría quedar con una sola mujer (Cantoia), y de ahí, un debate que generará una amplia discusión.

Es que, en caso de acceder cuatro hombres y entender que el cuerpo legislativo tendría que respetar un mínimo de dos mujeres (la ley de cupo femenino indica que la tercera parte de los cargos en procesos eleccionarios debería estar compuesta por, precisamente, mujeres), habría un problema.

El Concejo se dispone con ocho bancas, y un tercio de ellas son entre 2 y 3. ¿Tendrá uno de los hombres que posiblemente sean electos dejar su cargo a una mujer? Este será uno de los cuestionamientos, y de ser así, ¿cuál partido político lo llevará a la práctica?

Aunque todo se trate de especulaciones, pues su análisis recién se darán una vez culminado el proceso electoral del domingo, no es menor el dato que el oficialismo ya tenga una representante asegurada en su banca (el mandato de Mariana Cantoia vence en 2017). De ello se desprende que sea la oposición, en este caso el justicialismo, quien opte por ceder una de sus bancas a una mujer y así equipar la representación del “sexo débil”.

Especulaciones que comienzan a tejerse en ámbito político a horas del proceso electoral. Seguramente que desde el lunes, y con los resultados en mano, la discusión comience a tomar más fuerza para que, al 10 de diciembre (fecha del recambio de autoridades) se alcance un dictamen. Si el peronismo debe “ceder” una banca, la designada será María Soledad Chiodín. Y si fuera el oficialismo, el cargo recaerá en Luciana Resquín.

Comentarios