Conciliación obligatoria al paro de la CGT San Lorenzo

El Ministerio de Trabajo lo resolvió ayer, pero fue comunicado hoy. Los gremios la acataron y levantaron la protesta. Las terminales fluviales recobraron su actividad.


El Ministerio de Trabajo dela Nacióndictaminó la conciliación obligatoria en el marco de las medidas de fuerzas impulsadas por los gremios que integran la denominada intersindical portuaria, los que desde ayer a la hora cero bloquearon las terminales portuarias que se despliegan desde San Lorenzo a Timbúes.

La determinación ministerial fue enviada a cuatro gremios: recibidores de granos, portuarios, patrones fluviales y marina mercante, las cuatro asociaciones que tienen calidad sindical. Informados de la notificación, y tras una asamblea desplegada sobre la zona de cabotaje de Puerto San Martín, resolvieron acatar la conciliación y por ende suspender las medidas de fuerzas.

Ahora, las actuaciones se derivarán, desde la semana próxima, hacia Buenos Aires, donde tanto gremialistas, nucleados dentro dela CGT SanLorenzo, y empresarios, contenidos enla Cámaradela Industria Aceiteradela República Argentina(ciara) se sentarán a negociar para conciliar las diferencias.

El paro de actividades fue resuelto por la falta de definiciones en torno a aplicar un aumento salarial, sobre una base de 6,2 mil pesos, para todos los trabajadores que desplieguen servicios dentro del complejo sojero local. Aunque el empresariado no había rechazado la petición, la huelga se confirmó por las demoras para suscribir un convenio que convalide esa propuesta.

Horas antes de iniciarse el paro,la CGTcomunicó que la medida se posponía, por lo menos, por 48 horas. Así lo había comunicado su secretario general José Aguirre, pero ello fue desconocido por un grupo de gremios que integran la referida intersindical portuaria.

Eso hizo pensar que las posiciones internas en el confederal sanlorencinos son evidentes, más cuando Aguirre, hoy (y antes de conocerse la resolución ministerial) seguía insistiendo en su posición conciliadora y negociadora con el empresariado. Del otro lado, la posición dura de los que llevaban adelante la huelga y que tienen como máximo referente al secretario adjunto de la asociación obrera, Edgardo Quiroga.

Aguirre declaró que a partir de la semana venidera se concretarán nuevas reuniones entre sindicatos y empresarios para resolver, para cada caso en particular, el proporcional de aumento salarial. El lunes es el turno de los vigiladores, y el martes, los de marina mercante. Ahora, con la conciliación obligatoria de por medio, habrá que aguardar la confirmación de dichos encuentros.

En esta materia, existen gremios que ya tiene acordados sus ajustes salariales, tales los casos de trabajadores de la construcción y empleados de comercio. “Los camioneros también tienen casi todo acordado, pues le ofrecieron una propuesta muy satisfactoria”, agregó Aguirre.

La dilación para con otros gremios para arribar a un acuerdo similar, hace que aquellos que ya tienen  suscripto un convenio, deban esperar para poder firmarlos dentro de un único arreglo que se inscriba en el Copa, lo que a algunos, les significa sostener cierta presión que desde las bases ejercen sobre sus dirigentes.

“Hay gremios que están molestos por estas esperas y que, en caso de que las demoras prosigan o que haya gremios que se nieguen a seguir dialogando con los empresarios, están evaluando en querer suscribir los convenios de manera unilateral”, reconoció Aguirre.

El Ministerio de Trabajo entendió, para dictaminar la conciliación, que la huelga planteada “es de extrema gravedad por las características de la actividad de que se trata y de importancia trascendental para la economía regional”, entre otras consideraciones.

La resolución fue dictaminada por Silvia Squire de Puig Moreno, directora del área de relaciones del Trabajo del ministerio nacional, fechada ayer, pero recién dada a conocer y en vigencia a partir de hoy. Desde este mediodía, las terminales portuarias de la zona van recobrando su plena actividad.

Comentarios