Cónclave entre el traferrismo y el juarismo para la unidad del peronismo sanlorencino

Ambos dirigentes justicialistas se reunieron para delinear la posible candidatura de un ex funcionario municipal que permitiría lograr la unidad partidaria. Mañana el PJ local se reúne para evaluar estrategias.


El PJ sanlorencino se apresta, mañana, volver a reunirse para seguir proyectando su rol en las próximas elecciones legislativas locales. El pasado martes se reunieron y sus dirigentes expusieron algunas de las estrategias a desarrollar, prevaleciendo la intención de formar una lista de unidad.

En este marco, dos de los máximos referentes territoriales, Armando Traferri y Herme Juárez, se reunieron para proyectar algún candidato que reúna las condiciones para que el peronismo consume dicho objetivo, y en este sentido, suena el nombre de un ex funcionario municipal y ex concejal al que le propondrán tal postulación.

Se trata de un profesional que en la actualidad no ocupa cargo público alguno, y que si logran convencerlo para volver al ruedo político, podría convertirse en un candidato que, más allá de lograr o no la unidad partidaria, conquistaría el sustento popular que el partido hoy parece haber perdido, al menos, en el plano estrictamente local. Por lo menos, esa es la intención.

La reunión entre ambos dirigentes, que se concretó fuera de todo marco oficial, contó también con la presencia de otro justicialista histórico como es el diputado nacional beltranense Carlos Carranza, quien en diciembre de este año acaba con su mandato parlamentario.

Con este encuentro y por la temática abordada queda confirmado el buen momento que Juárez y Traferri están sosteniendo luego que, años atrás, dicha relación pasó por su peor momento y parecía muy difícil volver a entablarse.

Para Juárez, su participación dentro del armado del peronismo sanlorencino lo vuelve a colocar en una posición expectante, no solo por ser convocado a tomar decisiones de tal tenor, sino por la posibilidad de proponer a algún dirigente de su estructura para convertirlo en posible candidato a concejal.

A su vez, Traferri demuestra la necesidad de reorganizar al justicialismo local y la difícil tarea que ello le representará, acudiendo a la inclusión de sectores que se habían alejado de la estructura oficial partidaria. Ahora deberá convencer al resto de los dirigentes de las bondades de dicha negociación, a la vez que tendrá que lidiar contra algunas pretensiones personales en más de uno que deslumbra la posibilidad de lanzarse hacia una posible interna.

El año recién empieza, pero el traferrismo ya puso su rumbo hacia el proceso electoral. Luego habrá tiempo para contemporizar posiciones con otros sectores internos, como el que preside el ex intendente Daniel Sorrequieta, referente del rossismo en el departamento San Lorenzo, o el que aglutina a los mandatarios justicialistas dentro del Foro de Intendentes Justicialista de Santa Fe, y que tiene en la región, como máximos exponentes a Carlos de Grandis (Puerto San Martín) y Alejandro Ramos (Granadero Baigorria).

Comentarios