Contundente

Coninagro advirtió que existe una intención para eliminar a la industrial del biodiesel

Tras la sanción de la nueva ley que reduce el nivel de mezcla con el gas oil, la entidad ruralista entiende que con ello se caerá la producción y las inversiones en ese sector industrial


Tras la sanción de la nueva ley de biocombustible que puso como techo un 5 por ciento de biodiesel para el corte obligatorio en el gas oil, Coninagro emitió un duro documento contra quienes sancionaron dicha norma pues consideran que detrás de ello existe una clara intención por destruir a esa industria ecológica.

“La nueva ley demuestra claramente la intención de eliminar a los biocombustibles de la matriz energética del país”, precisaron.

Al mismo tiempo, advirtió que este nuevo marco regulatorio sobre los biocombustibles, que impulsó el Frente de Todos, “fulmina” toda posible inversión de ampliación y considera que “raya la inconstitucionalidad” al otorgar “amplias y discrecionales facultades a la autoridad de aplicación”, en este caso el gobierno nacional a través de los ministerios y/o secretarías correspondientes.

El presidente interino de la entidad, Elbio Laucirica, alegó que el esquema propuesto implicará “el cierre de muchas empresas de biodiesel y anexas a la producción”.

“Deberían haber sido ser revisados los aspectos vinculados al agregado de valor al maíz (para el bioetanol) y por no propiciar energías limpias y combustibles renovables, que mitigan cambio climático”, aseveró.

La Ley sancionada propone reducir el actual corte de bioetanol en naftas del 12 al 9 por ciento, en tanto que para el biodiesel, la reducción pasa del 10 al 5 por ciento, pero con la facultad de la autoridad de aplicación de llevarlo hasta el 3.

“Se discrimina de manera infundada a aquellos productores de biocombustibles que de forma directa o indirecta se vinculan con la comercialización y exportación de cereales, oleaginosas y otros insumos relacionados”, argumentó el dirigente.

El contundente rechazo a la iniciativa, además, pone de manifiesto la “abierta contradicción que existe con el principio de progresividad ambiental establecido en el Acuerdo de París a la que nuestro país adhirió”, concluyeron.

Comentarios