Van a perder por goleada

Consolidan el primer paso para quedarse con la Cooperativa

Por Nicolás Carugatti


Estibadores peleando contra las intervenciones

El trabajo arduo y escabroso que debieron realizar los socios de la Cooperativa para poder desplazar definitivamente a Juárez de la conducción de la entidad requirió de muchos «favores» políticos y sobre todo judiciales.

Tejer estas alianzas político judiciales hizo que las nuevas autoridades de la Cooperativa y el SUPA (los directivos de ambas organizaciones cobran dividendos de la Cooperativa como socios) generen acuerdos con diferentes referentes de la vida política provincial, dentro del acuerdo se metieron asesores a manejar las cuentas de la entidad, algunos de ellos funcionarios vinculados a la política, entre los que se cuenta al diputado provincial Nicolás Mayoraz – referente actual de Javier Milei en Santa Fe.

La política con los colmillos afuera

Desde la detención de «Vino Caliente» la Cooperativa de Trabajos Portuarios se convirtió en la perla de la política provincial y nacional, al cabo de estos 3 años operadores de todo tipo rondaron al rededor de la intervención y en búsqueda de poder hacerse del negocio de la estiba, que a luces de la ostentación que Herme Juárez hacia parecía un imperio a conquistar, los socios de la Cooperativa supieron pelear para quedarse conduciendo los destinos de la tradicional Cooperativa.

Producto de las largas intervenciones, tarifas bajas y sobre dimensión de estructura dejó a la Cooperativa con balances económico financieros en rojo, en el último ejercicio las perdidas superaron los 1.000 millones de pesos, una situación que a todas luces genera preocupación en la comisión directiva de la entidad. Está debilidad económica quita capacidad de construcción de poder y márgenes de maniobra para sostener las inversiones y la capacidad de crecimiento. Condición clave para el ingreso de jugadores de la talla de Ondarcuhú que junto a sus operadores en el gremio y la Cooperativa armar las redes para poder dar el segundo paso y consolidar así otro monopolio en los puertos de la región.

La simbiosis entre la Cooperativa con el SUPA fue central para la acumulación de poder y dinero en épocas de «Vino Caliente», algo que la nueva conducción utilizó como lema de campaña, asegurando que no iban a replicar el modelo impuesto por 50 años por el cacique portuario, afirmación que echaron por tierra en los últimos días al conocerse que una de las empresas que dejaran ingresar para realizar estiba manual en los puertos del Cordón Industrial, una de ellas es un de un operador del Puerto Rosario y de buenas alianzas con los lobbistas cercanos a las nuevas autoridades de la Cooperativa.

Serán consientes todos los socios de la Cooperativa y los estibadores de cómo sus propios destinos se tejen muy lejos del río.

 

 

 

Comentarios