Contaminación: San Lorenzo y todo el Gran Rosario desaparecerían bajo las aguas del río Paraná

Investigadores y especialistas sobre impacto ambiental precisaron que la cuenca del Paraná y el Paraguay quedarán bajo el agua debido a los intensos cambios climáticos


El físico rosarino Rubén Piacentini y el ingeniero porteño Luis Capalbo son investigadores y docentes de reconocida trayectoria a nivel internacional y especialistas, entre otros temas, en desarrollo socioambiental y sustentabilidad. En el marco de una charla abierta organizada por la Comisión de Sustentabilidad de la Municipalidad de Rosario, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) sobre los desafíos urbanos frente al cambio climático, expusieron sobre la importancia de reducir los materiales contaminantes como principal causa de las abruptas modificaciones de temperaturas que ha sufrido el planeta en las últimas décadas.

Para los expertos, las políticas económicas impuestas por los países dominantes son parte de una ecuación que da como resultado, además de la inequidad en la distribución del ingreso, “impactos en materia ambiental que terminarán perjudicando la vida en su conjunto”.

Incluso, Piacentini fue terminante y aseguró que de no revertirse la situación actual, “todo el Gran Rosario podría desaparecer en 5 mil años bajo las aguas del océano Atlántico, debido al deshielo progresivo de los glaciares”.

El diario El Ciudadano mantuvo una entrevista con los especialistas, que se reproduce, en parte, a continuación.
-¿Cuál es el nivel de contribución de Rosario y la región al cambio climático?

-Rosario es importante a nivel mundial, y tiene una contribución al cambio climático porque, en general, en el orden de un tercio de los contaminantes que se generan son producidos por ciudades. Por supuesto, algunas más que otras. En ese sentido tenemos que hacer un esfuerzo para mitigar el cambio climático a través de una reducción de los factores contaminantes.
-¿Cuáles son esos factores contaminantes?

-El dióxido de carbono, el metano y del que poco se habla y que no es un gas sino que son partículas, también lo es el famoso hollín que se genera por la combustión de los autos diésel y por las quemas. Ese material contaminante está en tercer lugar en el mundo como componente que genera cambio climático. En cuarto lugar está el óxido nitroso, generado principalmente por la agricultura y otros productos. Todos esos elementos son los principales responsables del cambio climático y debemos tratar de reducirlos.

-¿Cuáles son los daños si no se revierte el cambio climático?

-Hay un informe alarmante que muestra que en 5 mil años, si todo continúa igual y la mayoría de los países no toma medidas fuertes para eliminar los contaminantes, cuando se deshielen totalmente los glaciares y el nivel del mar suba, todo lo que es la cuenca del Paraná y del Paraguay quedará bajo el agua y desaparecerá nuestra región. Estamos hablando para dentro de 5 mil años, no vamos a estar para verlo pero a todos nos gustaría que perdure esta ciudad.

-¿Cuál sería la solución?

-Pienso que una vía de salida podría ser el revertir esas racionalidades dominantes del crecimiento económico que, finalmente, van a concentrarse en muy pocas manos, y cambiarlas por otras racionalidades que tienen que ver con la vida. Hay que tener en cuenta que estos cambios que tienen que ver con la vida se dan en el seno de la sociedad civil cuando colectivamente y participativamente se buscan respuestas desde una lógica horizontal. Allí empiezan a aparecer otras maneras mucho más moderadas, con la esperanza de que las sociedades civiles del mundo logren protagonismo y sean los custodios de la naturaleza, de los ingresos y de la distribución de la riqueza.

Comentarios