Tecnología

Contar con un buen dominio es fundamental para una web. Te contamos por qué

La importancia de contar con un buen dominio es vital en lo que al marketing se refiere, ya que esta es la base sobre la cual se construye un negocio online.


La importancia de contar con un buen dominio es vital en lo que al marketing se refiere, ya que esta es la base sobre la cual se construye un negocio online. Siempre que se utilice de forma inteligente, se puede convertir en un activo de un valor incalculable, ya que se puede promover el servicio principal de la empresa alineado con el nombre de dominio implementando algunas estrategias de SEO.

Nombre de dominio, ¿en qué consiste?

Cuando hablamos del nombre de dominio nos referimos a la representación de texto de una cadena numérica que se usa para identificar una dirección en la red. Todo ordenador conectado a Internet tiene una dirección de Protocolo de Internet (IP), que es una cadena única de 4 o 6 números separados por puntos. Eso significa IPv4, que es el estándar, e IPv6, que es una gama de direcciones IP más extensa, ya que están agotándose a medida que Internet crece.

El nombre de dominio se creó en forma de cadenas de caracteres, dado que es más fácil para las personas recordar nombres que números, y por ello esta es la forma que impera en los dominios libres de Internet. Cuanto más corto sea un dominio, más fácil será que la gente pueda recordarlo. La corporación que está a cargo de todos los dominios en Internet es la ICANN.

El nombre de dominio y su papel en la credibilidad de la empresa

Si una empresa tiene su propio nombre de dominio, se verá más profesional. Al buscar ese sitio a través de un ISP (Proveedor de Servicios de Internet) o un sitio de hospedaje web gratuito, se terminará con una dirección genérica que no va a inspirar confianza al cliente.

Es mucho mejor buscar dominios libres para web que sí puedan ganarse el favor del público. Hay que tener en cuenta que aún hoy en día existen muchas personas que no terminan de confiar en Internet ni en el comercio electrónico. Así las cosas, es de extraordinaria importancia hacer todo lo que se pueda para demostrar que existen motivos para confiar en un negocio.

Pongamos que no estás dispuesto a pagar lo necesario para registrar un nombre de dominio apropiado para ser utilizado en un hosting de pago. En ese caso, los consumidores no van a pensar que te esfuerzas en crear un producto o servicio valioso. Los clientes potenciales no van a confiar en ti por un detalle como este, que puede parecer simple pero en realidad es grandísimo.

A veces ocurre que los propietarios de los negocios intentan reducir costes alquilando un nombre de dominio, en vez de comprarlo. Algo que no es precisamente una buena idea de negocio, ya que lo que deja claro es que ni siquiera le importa lo suficiente como para hacer una inversión en su propio enlace. Una empresa que parece barata, será tratada como tal por los clientes. Contar con un nombre de dominio y una web nos coloca inmediatamente por encima de todos aquellos competidores que no lo tienen.

Comentarios