Continúa el paro entre los garraferos y se agota el stock de gas licuado

El Sindicato del Petróleo y Gas Privado mantiene su medida de fuerza y en las plantas fraccionadoras de Puerto San Martín no hay actividad. Reclaman aumento salarial y modificación del convenio colectivo


Hoy la huelga en las fraccionadoras de gas licuado entra en su segundo día de inactividad a razón de la huelga impulsada por el gremio para obtener un aumento salarial de 32%. “Seguiremos con estas medidas de fuerzas hasta que estos bolicheros nos entiendan”, expresó un muy enojado Rubén Pérez, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de San Lorenzo, en referencia  los empresarios del sector.

El sindicalista explicó que la recomposición salarial pedida “va de la mano de los ingresos que obtienen las empresas dedicadas al fraccionamiento de gas en garrafas”, y para eso indicó que el costo, hoy, por unidad es de “7 a 8 pesos”, y el precio en el mercado al consumidor es de 50 a 54 pesos.

“Por más que intervengan varios actores en la cadena de comercialización, las ganancias son notables; además, el gobierno nacional entendió que el subsidio que se mantiene en este rubro había que dárselo al consumidor, y no a estos empresarios que hasta ahora siempre nos ‘corrieron’ conque la Nación les atrasaba los pagos, ahora ese argumento no camina más”, detalló Pérez.

La propuesta del empresario es otorgar un aumento de 25%, pagadero en dos cuotas: 14% retroactivo a mayo y 14% desde octubre.

Pérez destrató a los empresarios del sector calificándolos de “bolicheros”, y confirmó que por esta medida de fuerza “lamentablemente se afectará el suministro de gas en todo el país”, que con estos fríos que reinan durante los últimos días, el stock podría desaparecer en breve.

Además del pedido de aumento de salario, el sindical también plantea la rediscusión del convenio colectivo de trabajo, petición que vienen reiterando, sin éxito, desde hace por lo menos dos años.

Comentarios