Pandemia

Covid-19 y sus consecuencias en el mundo de los juegos de azar


Todos estaremos de acuerdo que, desde enero de este año, el mundo cambió debido a los efectos de una pandemia sin precedentes en la historia de la humanidad, generando en los sectores productivos y las industrias una adaptación obligada tras los fuertes golpes que este problema generó a la economía. Contrayéndola y suspendiendo todos o la mayoría de los planes de desarrollo que se venían obteniendo en todas las naciones del mundo.

A pesar de las muchísimas restricciones que dicho acontecimiento ha impuesto en los sectores de máxima importancia (alimentos, salud, tecnología, metal, etc) debemos entender que los efectos de la pandemia del COVID han afectado también a otras organizaciones. Éstas pueden ser no calificadas como de primera necesidad, pero también forman parte de un sector muy importante para la población por temas de ocio y para los gobiernos en materia de recaudación de impuestos.

Entre ellas, podemos observar que la industria de los juegos de azar, al igual que muchas otras, no ha salido bien parada de todos los problemas que dicha enfermedad está generando. Este hecho se constata con la disminución en los ingresos generados en mayor o menor medida y trayendo como consecuencia el recorte o suspensión de costos y gastos de recursos esenciales para todo negocio en marcha (trabajadores, maquinarias, contratos de alquiler, cadena de suministro, etc).

La Asociación Internacional de Reguladores del Juego (en inglés IAGR) informa que ha habido contracciones de ingresos de más del 50% en todas y cada una de los diferentes tipos de juegos de casinos que se manejan actualmente. Entre las más afectada, se encuentran aquellas relacionadas con los casinos y apuestas, ya que se manejan un número nulo de consumidores en al menos dos trimestres del año actual como consecuencia de las imposiciones legales en numerosos territorios del planeta.

El entender que los efectos de la pandemia han afectado a este tipo de negocios demuestra fervientemente que son muchos los esfuerzos que se deben realizar en todos y cada uno de los sectores económicos para la recuperación de los mismos en el menor tiempo posible.

¿Y qué pasa con los juegos de azar en línea?

Naturalmente, las organizaciones encargadas de juegos en línea pudieron observar cómo su negocio, en contraste con los casinos físicos, pudo mantenerse con menos situaciones adversas por el contexto que los rodea. Si hablásemos de sus aportes fiscales, flujo de dinero o asistencia de consumidores, podemos señalar que estas plataformas en línea pudieron gozar de un momento estable, puesto que los clientes interesados en disfrutar de sus servicios pueden acceder desde la comodidad de su hogar.

Por otro lado, cabe mencionar que sí existe un recorte de costos en estas organizaciones (sobre todo la de los negocios de apuestas online), las cuales pasarían por afectar principalmente al mercadeo utilizado para atraer clientes entre muchas de las principales inversiones realizadas para la constante operatividad de las mismas.

En una perspectiva general, se puede argumentar que el mundo del juego en línea, es uno de los menos afectados por el contexto internacional, siendo avaladas e inspeccionadas por las distintas jurisdicciones y manteniendo unos registros de ingresos duraderos durante el año. Como consecuencia, no es de extrañar que sus distintos aportes al fisco se sigan manteniendo estables y valiéndose de distintas ofertas como bonos casino para sobrellevar esta pandemia. El caso de Argentina también es nítido esta tendencia, puesto que, en el último año, las plataformas de juego interactivas han seguido con su buen hacer, pese al contexto internacional adverso que los rodea.

 

Comentarios