Tribunales de San Lorenzo

Crimen de Carolina Díaz: piden que declaren los hijos, únicos testigos del hecho

El martes 27 se realizará audiencia de anticipó jurisdiccional de prueba, en la cual Fiscalía y querella solicitarán que los menores sean entrevistados por psicólogos en Cámara Gesell. A Luis G. lo imputaron por provocarle graves quemaduras a su pareja Carolina, que le ocasionaron la muerte.


El próximo martes 27 se realizará una nueva audiencia en la causa que investiga el homicidio de Carolina Díaz, la sanlorencina de 31 años que murió el pasado 22 de marzo por graves quemaduras sufridas en el 80 por ciento de su cuerpo, durante una discusión con su pareja Luis Alberto G. en la vivienda que compartían en barrio Norte de San Lorenzo.

El hecho que se investiga ocurrió al mediodía del 19 de febrero en el domicilio de Islas Malvinas 4258. Y en la próxima audiencia del martes 27 solicitada por el fiscal Carlos Ortigoza, denominada anticipo jurisdiccional de prueba, pedirán que pueda realizarse la declaración de los hijos de Carolina que estaban en el lugar de los acontecimientos.

“Aunque estaban en una habitación contigua, es importante que puedan entrevistarlos y que formulen declaraciones a través del sistema de Cámara Gesell. Los niños fueron los únicos testigos del hecho. En la próxima audiencia se va a debatir si las partes no presentan oposición al respecto”, explicó Gabriel Filippini, uno de los abogados querellantes de la familia de Carolina Díaz.

“Los testimonios de los menores que no podrían ser tomados en juicio por la edad que tienen, corresponde tomarlos jurisdiccionalmente dentro de la modalidad de declaración de la Cámara Gesell”, señaló Filippini en entrevista a SL24.

Laura Maderna también integra el equipo legal de querellantes. “Los niños comienzan a comentar más cosas con el transcurso del tiempo. Ambos están yendo a psicólogos y tenemos un equipo trabajando con ellos. Es algo esencial en una causa cuando se toma la Cámara Gesell, para conocer el testimonio de los menores”, apuntó la abogada de la familia Díaz.

A raíz del trágico hecho que le costó la vida a Carolina, sus hijos quedaron “bajo la tutela de la abuela materna y se encuentran bajo tratamiento psicológico. Los abuelos están en contacto con esos profesionales y nos van informando de lo que necesitamos saber”, indicó Maderna.

Desde la querella incorporaron “algunos testigos que mantuvieron contacto con Carolina para irnos más atrás de la ocurrencia del hecho. El fiscal Ortigoza es muy receptivo de las solicitudes y del aporte probatorio. Estamos trabajando de manera conjunta entre Fiscalía y querella. Contamos con elementos importantes y los reforzaremos lo máximo posible en virtud de esa exigencia de justicia que reclaman sus familiares y que Carolina se merece”, enfatizó Filippini.

“Si todo se perfila para que la carátula de la causa pase de homicidio a femicidio, como querellantes seguiremos trabajando activamente para esclarecer los hechos”, concluyó Filippini.

 

¿Qué es la Cámara Gesell?

Es una sala cerrada, con registro de audio y video, donde las partes pueden observar al menor cuando lo entrevistan los psicólogos: el fiscal, la querella y los defensores. Esas entrevistas se dan en el marco de preservación del niño o la niña. Busca obtenerse información en base a determinadas preguntas, para aportar esos nuevos elementos a la investigación.

 

Prisión por 120 días

Luis Alberto G., el playero de estación de servicios acusado de provocarle graves quemaduras que le ocasionaron la muerte a su pareja Carolina Díaz, permanecerá preso hasta el próximo 10 de agosto cuando vuelva a revisarse su situación procesal.

En la audiencia imputativa del pasado 12 de abril, el juez Eugenio Romanini dictó prisión preventiva efectiva por 120 días para Luis G., desestimando el pedido del fiscal Ortigoza de que el imputado permanezca en la cárcel por un plazo de dos años.

Ortigoza acusó a la pareja de Carolina por homicidio doloso agravado por el vínculo, en un delito que prevé una pena de prisión perpetua.

Según la acusación, en la vivienda de Islas Malvinas al 4200 se produjo una discusión: Carolina arrojó un plato al suelo y Luis procuró “ablandarla” haciéndole bromas y pidiéndole que la ayude a cargar combustible a las motos.

La investigación de Fiscalía refiere que Luis roció con combustible a Carolina para posteriormente iniciar un foco ígneo sobre el cuerpo de la mujer de 31 años.

Así le provocó quemaduras de gravedad en mentón, cuello, tórax, abdomen, piernas, brazos y vías aéreas, que derivaron en su fallecimiento luego de 31 días de internación en terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de la ciudad de Rosario.

Comentarios