Crimen de Lautaro

«Mi hijo no era gente mala; ese disparo no era para él»

Familiares, amigos y vecinos de Pacho Aranda se manifestaron pidiendo justicia tras el asesinato. “Mi hijo era un pibe de bien, nunca le hacía daño a nada", insistió su papá


Capitán Bermúdez ahora llora el crimen de otro joven de 23 años. Dos semanas atrás fue Isaac Muñoz. El domingo pasado asesinaron de un balazo a Lautaro Aranda, al que también le decían «Pacho».

La familia de Pacho no tiene consuelo. El domingo por la noche, el joven fue asesinado de un tiro en el pecho cuando estaba de visita en la casa de unos primos en San Fernando, zona norte de Baigorria.

Pacho tenía 23 años y dos hijos, uno de ellos recién nacido. “Mi hijo era un pibe de bien, nunca le hacía daño a nada. Me dejó dos nietos maravillosos. Esa bala no era para él”, señaló su papá Gabriel.

Familiares, amigos y vecinos marcharon de una manera pacífica pero cuestionaron seriamente al poder político de la localidad. Empapelaron la fachada del edificio municipal con el pedido de justicia por Lautaro. Y encendieron velas en su memoria.

Comentarios